Se intensifica la ofensiva contra último reducto del EI en Siria

Estados Unidos y sus aliados en Siria esperan que el Estado Islámico sea derrotado este fin de semana

Estados Unidos y sus aliados en Siria esperan que el Estado Islámico sea derrotado este fin de semana

"Las FSD lanzaron la última batalla para acabar con el grupo terrorista EI en el pueblo de Baguz, último reducto donde se hace fuerte el grupo extremista", dijo el grupo apoyado por la coalición internacional en un comunicado.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) al menos 16 civiles, entre ellos siete niños, murieron este lunes en bombardeos aéreos de la coalición dirigida por Estados Unidos contra el último minifeudo del EI.

Las operaciones antiterroristas en Irak y Siria llevadas a cabo por EEUU y sus aliados, comenzaron en el 2014.

Los choques se han registrado de forma intermitente durante todo el día de hoy en torno a la última área que dominan los radicales al este del río Éufrates a su paso por Deir al Zur, cerca de la frontera de Irak.

Según la ONG, en enfrentamientos en la misma zona también fallecieron al menos diecinueve combatientes del EI y nueve miembros de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada integrada principalmente por kurdos que recibe el apoyo de la coalición en la lucha contra los yihadistas.

Este número incluye a unas 3.400 personas que fueron interceptadas por las FSD bajo sospecha de tratarse de combatientes del ISIS que buscaban infiltrarse entre los desplazados para escapar del cerco.

El portavoz señaló que la batalla contra el EI no terminará con la toma de los últimos enclaves en Siria, sino que seguirá hasta liberar a miles de mujeres yazidíes 'todavía esclavizadas' por la agrupación yihadista.

Mientras el EI está a punto de ser derrotado, el paradero de su jefe, Abu Bakr el Baghdadi -varias veces dado por muerto- siguen siendo un misterio.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pronosticó recientemente la "liberación" inminente del "100%" de los territorios que llegaron a ocupar los yihadistas, y agregó que un "anuncio formal" en este sentido se producirá muy rápidamente. En la actualidad, el gobierno de Bashar al Assad controla aproximadamente dos tercios del territorio de Siria, salvo un bastión yihadista en Idlib, las zonas bajo control kurdo y la región dominada por las FSD.