Niña murió tras ser llevada tres veces al hospital — Denuncian mala praxis

Murió una niña tras ser llevada cuatro veces al hospital

Murió una niña tras ser llevada cuatro veces al hospital

Este, le dijo que hiciera reposo absoluto y sólo levantara para ir al baño, después la envió a su casa.

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Capilla del Señor. La pequeña fue llevada al nosocomio en tres oportunidades, y las tres veces fue enviada a su casa con las únicas recomendaciones de "tomar ibuprofeno y hacer reposo". Los familiares apuntan la responsabilidad a los médicos que la asistieron. Según la madre de la niña, su hija tenía fiebre y dolor en las piernas.

La madre de 23 años identificada como Milena Anabel López contó que su hija de 5 años se sintió mal el viernes 8 de febrero y la llevó al Hospital Municipal San José. Fue atendida por el doctor M.N., que según consta en la declaración de la mujer, le diagnosticó un cuadro de "sinovitis".

La receta ante el cuadro fue ibuprofeno y esperar 48 horas.

Además, le realizaron placas de rayos X y fue examinada por un traumatólogo, identificado como Dr. M. Luego le dieron el alta.

La sinovitis es una inflamación o irritación de la membrana sinovial.

Cabe destacar que, bajo ningún punto de vista esta condición puede producir la muerte. En esta oportunidad se le realizaron pruebas de sangre y orina, que según el médico indicaron que estaba "todo normal".

Por tercera vez la madre debió llevarla al hospital exigiendo que la dejen internada. El doctor accedió a colocarle a la nena un suero con un calmante, tras lo que le adelantó le daría el alta. Sin embargo, en esa oportunidad al notar que la pierna de la paciente comenzaba a estar morada, le advirtió que en caso de que vomitara la llevara nuevamente porque "podía estar incubando algo".

Los padres de una nena de cinco años que falleció tras ser atendida por tres médicos distintos en un hospital de Buenos Aires denunciaron mala praxis.

Lamentablemente, durante la madrugada del día domingo, la menor fue ingresada por cuarta y última vez al Hospital.

Luna tenía todas las extremidades frías y le costaba respirar.

En la causa se dice que el médico, al verla en este estado, consultó con colegas y decidió intervenir colocándole un suero a la nena. El cuerpo de Luna estaba todo morado. "Mamá", llegó a escucharla decir, antes de que la apartaran para comenzar con la reanimación y de que le informaran poco después que su hija había fallecido. Este lunes realizarán la autopsia del cuerpo de Luna. Según declaraciones del abogado Juan Pablo Fernández al diario Clarín, hubo mala praxis.