California saca a la Guardia Nacional de la frontera

California saca a la Guardia Nacional de la frontera

California saca a la Guardia Nacional de la frontera

El gobierno de Trump sigue encontrando obstáculos para llevar a soldados estadunidenses a la frontera con México.

El Pentágono anunció el pasado 3 de febrero que enviaría 3.750 elementos adicionales a la frontera de Estados Unidos con México para colocar alambre de púas y proporcionar apoyo a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Pero Newsom no es el primero, la gobernadora de Nuevo México, Michelle Grishman, también ordenó que la mayoría de la tropas de la Guardia Nacional se retirarán de la frontera.

Si idea es trasladar a los 360 militares de la Guardia Nacional a la lucha contras los incendios y contra el narcotráfico.

El gobernador asignó nuevas funciones a la mayoría de los guardias nacionales californianos desplazados en la frontera.

California y Nuevo México estarían rechazando de manera directa las versiones de Trump sobre la crisis en la frontera con México.

Los 360 efectivos de la Guardia Nacional en California serán redistribuidos para combatir incendios forestales, expandir el Grupo de Tareas contra las Drogas del estado y para recopilar información sobre los carteles de la droga, anunciará este lunes el gobernado Gavin Newsom.

Ante la negativa de los líderes demócratas de aprobar 5 mil 700 millones de dólares para continuar la construcción de una valla en la frontera de Estados Unidos con México, el presidente Trump ha considerado la opción de declarar una "crisis humanitaria" en la frontera y destinar fondos de emergencia para construirla.

"La única emergencia en la frontera es la creada por la negativa del gobierno federal a cumplir con su responsabilidad de ayudar a las familias vulnerables que buscan asilo, y California está trabajando con funcionarios y organizaciones en San Diego para abordar esa situación", dijo la legisladora.

"El gobernador Gavin Newsom anunció hoy que ha firmado una Orden General que anula la autorización previa para las operaciones de la Guardia Nacional de California en la frontera de EEUU y México que permitieron al personal de la Guardia Nacional de California realizar las tareas que tradicionalmente realiza el Gobierno federal allí", asevera el texto.

A finales de noviembre de 2018, Juan Manuel Gastelum, alcalde de Tijuana (México), declaró una crisis humanitaria ante el arribo de aproximadamente 5,000 inmigrantes que buscaban entrar a los Estados Unidos.