México: 1,700 migrantes solicitan asilo desde frontera con EEUU

Caravana de migrantes espera encerrada en frontera Mexico-EEUU

Caravana de migrantes espera encerrada en frontera Mexico-EEUU

Más de 1.800 migrantes centroamericanos esperan turno para solicitar asilo en Estados Unidos encerrados en una vieja maquila de Piedras Negras, una violenta ciudad mexicana del estado de Coahuila fronteriza con Texas. Otros no tanto, como un migrante que cuando vio que iban a ingresar nuevos compañeros les gritó desde detrás de la reja que no entraran.

"Yo me siento bien porque aquí no conozco a nadie", cuenta un nicaragüense que dice que es la crisis social y política que vive su país donde dejó a sus hijos, esposa, madre y hermanos.

La caravana recorrió unos 2.400 kilómetros desde la frontera sur de México con la intención de pedir asilo a Estados Unidos, que reforzó con agentes de diferentes corporaciones la puerta fronteriza del lado de Eagle Pass. Este ingeniero de sistemas no quiso dar su nombre por miedo a represalias contra su familia en Nicaragua.

Por parte de la Secretaría del Trabajo del Estado, este día se instaló un módulo de atención para recibir a las personas interesadas en obtener un empleo temporal en la ciudad, una vez que cumplieron con los trámites requeridos por el Instituto Nacional de Migración (INM) para obtener la tarjeta de ayuda humanitaria, que les facilita permanecer en el País hasta por un año y la posibilidad de contar con un trabajo, si es su deseo. Las autoridades argumentan que es por su propia seguridad pero el portavoz del gobierno de Coahuila, José Borrego, también reconoció que era para evitar un intento masivo de cruzar el río Bravo.

Pese al anuncio del gobernador Miguel Ángel Riquelme de que ya no se permitirá la entrada de migrantes al estado, pasadas la cero horas de ayer llegaron a Piedras Negras dos nuevos camiones con 108 migrantes que inmediatamente fueron instalados en el albergue donde se encuentran los poco más de mil 700 centroamericanos que llegaron el fin de semana.

En las inmediaciones del puente internacional, personal de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), diariamente realizan prácticas tácticas de contención en caso de que se presentarse alguna eventualidad. En la parte inferior de los puentes internacionales, la vigilancia por parte de elementos de la patrulla fronteriza también es constante.

Los migrantes salen en grupos diariamente de 15 personas a tiendas de conveniencia o en grupos de 10 o 12 para ir ante las autoridades de migración de Estados Unidos para registrarse para pedir asilo.