Economía - Comisión Europea rebaja previsión de crecimiento para la eurozona

UE rebaja pronósticos de crecimiento e inflación de la zona euro

UE rebaja pronósticos de crecimiento e inflación de la zona euro

Esto se debió al impacto negativo de las exportaciones, que restaron cuatro décimas al crecimiento pese a que la demanda interna siguió siendo robusta.

La Comisión Europea (CE) rebajó seis décimas su previsión de crecimiento en la eurozona durante 2019, hasta el 1,3 %, en un contexto marcado por la desaceleración en grandes economías del espacio de la moneda única, como Alemania e Italia. De hecho, la tasa de ahorro de los hogares "rebotará" en 2019 después de haber registrado un mínimo histórico el año pasado y seguirá creciendo "levemente" en el 2020.

Por otro lado, la UE considera que la contribución del sector exterior al crecimiento se mantendrá en negativo, pero con una cierta mejoría en 2019, para alcanzar un punto de neutralidad en 2020.

En cuanto al empleo, la Comisión cita el impacto "amortiguador" de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y prevé que el desempleo siga reduciéndose.

Bruselas también ve riesgos para la perspectiva española, ligados sobre todo a un entorno global "más débil de lo esperado" y a la "mayor incertidumbre, tanto interna como externa".

La Comisión Europea argumenta que, después de que la desaceleración del crecimiento de la economía se materializase durante los tres primeros trimestres de 2018, en el cuarto hubo una cierta recuperación del ritmo, con un avance del 0,7%, en parte debido a un mejor comportamiento de las exportaciones.

En relación a los índices inflacionarios, la CE prevé que la Eurozona alcance un 1,4 por ciento este año y 1,5 por ciento en el siguiente, mientras que en la UE será del 1,6 por ciento en 2019 y del 1,8 por ciento en 2020, al estimar menores precios para el petróleo. En el caso de la UE, se prevé que la inflación media sea del 1,6 % este año y, a continuación, repunte hasta el 1,8 % en 2020.

El vicepresidente del ejecutivo comunitario Valdis Dombrovskis justificó la actual previsión en "las tensiones comerciales y la desaceleración de los mercados emergentes, especialmente en China".

En algunos países de la zona del euro está volviendo la preocupación por el vínculo entre bancos y emisores soberanos y la sostenibilidad de la deuda.

La CE apuntó, además, a la posibilidad de un "brexit" duro que podría crear "incertidumbre adicional".

En sus pronósticos económicos trimestrales, el brazo ejecutivo de la UE también revisó a la baja sus estimaciones para la inflación en el bloque monetario de 19 países el próximo año, que ahora se espera que sea más bajo que lo previsto por el Banco Central Europeo, lo que probablemente complique los planes de la institución de subir las tasas de interés este año.

Bruselas explicó que en la segunda mitad del año pasado la actividad económica se moderó por un menor crecimiento del comercio global, porque "la incertidumbre debilitó la confianza" y porque algunos Estados miembros se vieron afectados "por factores internos temporales". Ser consciente de estos riesgos crecientes representa ya una gran parte de la solución.

En ese sentido, la Comisión mencionó la incertidumbre sobre la política fiscal y también las "tensiones sociales", que según el Ejecutivo comunitario afectaron a países como Francia, con las protestas de los "chalecos amarillos" durante los últimos meses. Así, consdera que el PIB alemán aumentará un 1,1% este año y un 1,7% el que viene (en 2018 lo hizo un 2,1%) y el francés, un 1,3% y un 1,7%, respectivamente.

Esta previsión refleja los pobres resultados de las economías más grandes, en especial Alemania, para la que el pronóstico bajó de un crecimiento de 1,8% a un 1,1% de crecimiento este año.

La Comisión también redujo su previsión de inflación tanto para 2019, del 1,8% al 1,4%, como para 2020, del 1,6% al 1,5%.