Kevin Spacey habría sido abusado sexualmente por su propio padre

Hermano de Kevin Spacey revela que su padre era un nazi que abusaba de ellos

Hermano de Kevin Spacey revela que su padre era un nazi que abusaba de ellos

El pasado lunes un juez de Nantucket (EE.UU.) decretó libertad sin fianza y una orden de alejamiento contra él por una presunta agresión sexual en 2016 a un camarero que tenía 18 años.

Randall Fowler aseguró, en el podcast de "Drew and Mike Show", que su hermano Kevin Spacey y él fueron abusados por su padre, Thomas Geoffrey Fowler, cuando eran unos niños. "Es asqueroso", confesó el hermano de Kevin.

"Toda mi vida pensé que había protegido a Kevin de mi padre y resultó que fue en vano porque él es peor que mi padre", aseguraba Fowler, a quién describen como un eximitador de Rod Stewart.

Randall, de 62 años, relató que él pudo salirse de su casa cuando cumplió la mayoría de edad, pero que Kevin tuvo que permanecer más tiempo porque era menor.

"Mi percepción es que todo eso arruinó gran parte de mi vida adulta". Mi hermano, por otro lado, se hizo actor, ganó mucho dinero y lo utilizó para atraer a sus presas. "Lo hizo y se salió con la suya durante 40 años", aseguró Fowler, que lamentó y criticó el proceder de Kevin. El escándalo Weinstein y el movimiento #metoo impulsaron el gran número de denuncias a figuras importantes de la Meca del Cine, y Spacey se encontró en el ojo del huracán al ser directamente señalado por el joven actor Anthony Rapp. Y 40 años después me entero de que se ha convertido en él. En ella añadió además que el trauma le había llevado personalmente a desechar la idea de tener hijos, por miedo a que heredaran "el gen depredador".

Ganador de dos Óscar por Sospechosos Habituales (1995) y American Beauty (1999) y considerado uno de los mejores intérpretes de su generación, la carrera de Spacey se derrumbó debido a la gravedad de las acusaciones en su contra, que incluyen decenas de denuncias de acoso y abuso sexual.

Spacey estuvo literalmente desaparecido por más de un año; fue despedido de la serie de Netflix House of Cards - 71% e hizo su polémico regreso en diciembre de 2018 con un video titulado "Let Me Be Frank", donde da a entender que está listo para defenderse de todo lo que se le acusó.