Tres bancos crean una transportadora de caudales

Evalúan facturar un costo adicional a quien pague servicios en efectivo

Evalúan facturar un costo adicional a quien pague servicios en efectivo

Los billetes que se utilizan como medio de pago, en lugar de tarjetas, transferencias o débitos automáticos, siguen causando problemas.

El efectivo hoy "molesta" a empresas de cobranza que podrían cargar con un plus a quienes paguen "cash", señala Clarín.

¿Cuál es el problema?

Al momento, los bancos cobran una comisión de entre 0,5% y 1% por recibir el depósito y consideran que ese porcentaje podría crecer a un 1,5% si la inflación obliga a que haya más billetes en circulación. Entre ellas, las de cobranza. Pero como estos por ahora se niegan, no descartan cobrarle una comisión del 1% a quien vaya a pagar su factura en efectivo. Este es el problema que encuentran las empresas de cobranzas -entre las que están Rapipago y Pago Fácil-, que por mes recaudan unos $90.000 millones de pagos de servicios y necesitan depositarlo en un banco para luego hacerles las transferencias correspondientes a las 4.000 compañías con las que trabajan. "Y si bien emitieron billetes con mayor denominación, son pocos los de $500 y $1000 que están en circulación". La empresa de servicios GIRE (Santander, HSBC y Citi) armaron una transportadora de caudales, que se llama Ducit, y sale al mercado con diez camiones. Por lo tanto, indicaron, están evaluando trasladar ese costo a los consumidores que pagan en efectivo, si las compañías de servicios -luz, gas, cable, medicina prepaga e internet, entre otras- no lo quieren absorber.

Del reporte se desprende que nuestro país está muy relegado frente a otros de la región como Chile (26% no bancarizado), Brasil (30%) y Uruguay (36%) y Bolivia (49%). Según los registros, los billetes y monedas que circulan en la Argentina suman el equivalente a 700 dólares por habitante aproximadamente.

Empresas como Rapipago y Pagofácil están pensando en aumentar los costos de los servicios.

"El perjuicio que trae aparejado el costo para depositar efectivo es que finalmente se convierte en un costo para toda la población, porque tanto los supermercados como las empresas de servicios públicos y todas aquellas que reciben efectivo de sus clientes tarde o temprano se lo trasladan al precio de sus productos o servicios", aseguró Ignacio Piccatto, Gerente de Operaciones de Cobro Express.