Podrían ejectuar al científico chino que editó genes de embriones

He Jiankui modificó a dos bebés para que se vuelvan inmunes al VIH

He Jiankui modificó a dos bebés para que se vuelvan inmunes al VIH

Un destacado genetista que dirigió la conferencia donde un científico chino dijo que había creado los primeros bebés del mundo "editados genéticamente" lo criticó el lunes por poner en peligro vidas y no tener capacitación en biología.

De acuerdo al británico, desde diciembre el científico chino vive bajo vigilancia armada en un departamento estatal en Shenzhen, luego de que se le culpara de estos delitos que son castigados con la pena de muerte, en China.

En declaraciones a los periodistas en Londres, Lovell-Badge, profesor y experto en genética del Instituto Francis Crick (Reino Unido), ha calificado a He como un hombre rico con un "gran ego" que "quería hacer algo que cree que cambiará el mundo".

Lovell-Badge, quien conoció al científico chino durante la Segunda Cumbre Internacional sobre la Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong, dijo que Jiankui admitió estar orgulloso de su trabajo.

De acuerdo con el genetista británico, Robin Lovell-Badge, Jiankui puede ser acusado por los cargos de corrupción y soborno, los cuales son altamente penalizados en China con la pena máxima.

El científico chino se defendió diciendo que realizó la modificación genética para ayudar a proteger a las bebés de una futura infección de VIH.

"Si es verdad (que editó los genomas de la manera que dice), entonces es posible que haya puesto en riesgo la vida de las niñas".

Lovell-Badge se ha mostrado "bastante seguro" de que Jiankui logró realmente el avance en la edición de genes que anunció en noviembre.

Lovell-Badge esperaba que pedirle que interactuara con especialistas le animara a "controlar sus impulsos".

"Pensó que lo que estaba haciendo estaba bien, que era la siguiente gran cosa", dijo Lovell Badge.

"Ciertamente, hay que impedir que vuelva a hacer algo así", dijo.

El investigador chino no pudo ser contactado de inmediato para responder a los comentarios de Lovell-Badge.

Las autoridades e instituciones chinas, así como cientos de científicos internacionales, lo han condenado y han dicho que cualquier aplicación de la edición de genes en embriones humanos con fines reproductivos es contraria a la ley y a la ética médica de China.