OPEP acuerda recorte mayor al esperado tras extensa negociación

Trump insta a la OPEP a no restringir la producción de crudo

Trump insta a la OPEP a no restringir la producción de crudo

En la cumbre de la OPEP, a la que pertenecen las principales potencias productoras de petróleo, acordaron disminuir la cantidad de barriles al día.

El ministro de Energía de los Emiratos Árabes Unidos y el presidente de la OPEP, Suhail al Mazrui, informó que Irán, Venezuela y Libia fueron excluidos del acuerdo sobre el recorte petrolero.

"La tensión dentro de la reunión, donde en muchos momentos se ha dudado del acuerdo, ha venido de la confrontación entre Irán y Arabia Saudí, donde Rusia ha tenido que actuar como intermediaria", ha explicado el analista de XTB Jorge López.

Los debates sobre una rebaja del bombeo para frenar la caída de los precios del petróleo comenzaron ayer en Viena en una sesión de la Opep, que decidió supeditar la decisión final a la cooperación con Rusia y otros "No-Opep", por lo que se pospuso a hoy.

Los países agrupados en la OPEP se comprometieron a impulsar un recorte total de 800.000 barriles diarios. La OPEP y sus aliados controlan desde que formalizaron su pacto, hace dos años, la mitad aproximadamente de la producción mundial de crudo.

Sin embargo, al menos sabemos que los miembros de la OPEP, en su mayoría, reducirán la producción a partir de los niveles de octubre, probablemente con la excepción de Kuwait, según lo que midieron fuentes secundarias y lo que se publicó en el informe mensual del grupo, que se detalla a continuación.

El 6 de diciembre los ministros de la OPEP no lograron un acuerdo sobre la disminución de la extracción del petróleo, el 7 de diciembre las negociaciones continuaron. Justo para los productores, justo para los consumidores, justo para la economía en general.

Asimismo, esta decisión no le habría agradado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien advirtió el miércoles de que el mundo "ni quiere ni necesita" un aumento de los precios del petróleo e instó a la OPEP a mantener sin cambios su producción actual.

El ministro de energía ruso, Alexander Novak, elogió la capacidad de su homólogo saudí Khalid al-Falih "para encontrar una solución en el escenario más difícil", lo que ponía de manifiesto el apoyo de Rusia.

La alianza estaría ahora dispuesta a sacar del mercado alrededor de 1,2 millones de barriles diarios, una cifra más en línea con las expectativas del mercado.