Mercosur intentará romper inercia de negociaciones con Unión Europea

BLOQUE. Jorge Faurie; Rodolfo Nin Novoa, Aloysio Nunes y Luis Alberto Castiglioni

BLOQUE. Jorge Faurie; Rodolfo Nin Novoa, Aloysio Nunes y Luis Alberto Castiglioni

Nin, cuyo país preside el bloque, se reunió con sus pares de Brasil, Argentina y Paraguay para consensuar una propuesta antes de la nueva ronda de negociaciones técnicas que se celebrará la semana que viene en Montevideo.

"Es uno de los grandes temas del mundo actual (cambio climático), un ejemplo acerca de cómo tenemos la necesidad de esperar la reacción de Brasil y los hechos, los pasos que va a dar, porque hay una propuesta de trabajo conjunto y esperemos que haya una respuesta en los hechos que sea positiva", subrayó el ministro durante un encuentro con empresarios en la capital argentina.

"Tenemos muchas expectativas de cerrarlo (este mismo año), pero no vamos a poner fechas de cierre", declaró Nin Novoa junto a los otros tres cancilleres, de los que sólo habló el ministro brasileño para subrayar que es necesario aprovechar el "impulso significativo" que las negociaciones mantenidas desde 2016.

Según Nin Novoa, si no concluyerse la negociación antes de fin de año, el término del proceso quedaría pendiente para "los primeros tres meses" de 2019, y sería preferible que acabara antes de las elecciones parlamentarias europeas, previstas para mayo.

El canciller uruguayo explicó que actualmente se analizan "dos niveles de temas", tanto técnicos como políticos, que no precisó por completo, aunque dio algunas pistas. Las negociaciones continúan encalladas en algunos asuntos relacionados con los sectores agropecuario, automotriz y lácteo, así como en diferencias sobre el acceso a los mercados, entre otros puntos.

No obstante, advirtió que la negociación por ese acuerdo “ha venido lenta y difícil”, y que tanto el Mercosur como la UE tienen “problemas importantes” para alcanzar consenso.

El encuentro estará condicionado por las declaraciones del equipo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, que tomará posesión el próximo 1 de enero, y que ya adelantó que se inclinará más por tratados comerciales bilaterales que por acuerdos multilaterales. Todavía no había resultados a la vista y todo hacía pensar que el exmilitar resultaría ganador de la elección presidencial, cuando al canciller Rodolfo Nin Novoa hizo pública una expresión de deseo: "Que las encuestas se equivoquen", pidió.

Sobre ese punto, se limitó a indicar que en Brasil hubo unas elecciones en las que ganó Bolsonaro y que las "decisiones de los pueblos deben ser respetadas".

Las conversaciones, celebradas del 12 al 20 de noviembre en Bruselas, estuvieron encabezadas por los jefes negociadores y expertos de cada bloque, y servirán de base para la ronda de negociaciones que tendrá lugar en Montevideo (Uruguay) del 10 al 13 de diciembre.

Hay divergencias en puntos referentes a la industria automovilística y al acceso a los mercados de productos como la carne de vacuno, el azúcar y los productos lácteos.