65.000 personas afrontan una catástrofe por hambre en Yemen — ONU

Gobierno y rebeldes yemeníes abren consultas con acuerdo de canje de presos

Gobierno y rebeldes yemeníes abren consultas con acuerdo de canje de presos

Las negociaciones entre las partes yemeníes llegaron a un punto muerto hace 2 años (2016) después de la tercera ronda.

El gobierno de Yemen exigió el jueves que los rebeldes se retiren de la ciudad estratégica portuaria de Hodeida, mientras los rebeldes amenazaron con impedir que los aviones de la ONU utilicen el aeropuerto de la capital, Saná, si las conversaciones en Suecia no logran la reanudación del tráfico aéreo civil.

Este conflicto ha provocado la "peor crisis humanitaria en el mundo" en la actualidad, según la ONU.

La oficina de Griffiths manifestó su aprecio al Gobierno de Suecia por celebrar las consultas políticas y al Gobierno de Kuwait por "facilitar el viaje de la delegación de Saná a las consultas".

La delegación gubernamental esperó que los representantes rebeldes llegaran el martes por la noche a Estocolmo para despegar el miércoles por la mañana de Riad, indicaron fuentes próximas al poder.

Los rebeldes hutíes chiitas 'no escatimarán ningún esfuerzo para hacer que vayan bien las negociaciones destinadas a restablecer la paz', aseguró Mohamed Abdelsalam, quien dirige la delegación rebelde, integrada por 12 miembros.

Una fuente diplomática del Consejo de Seguridad de la ONU dijo a la AFP que alberga "muy pocas esperanzas" de que estas negociaciones permitan avances concretos.

Otro intento de negociación fracasó en septiembre en Ginebra a causa del problema de la evacuación de los rebeldes heridos.

Una de las medidas que favorecieron estos encuentros es la firma de un acuerdo entre el gobierno del presidente Hadi, y los rebeldes, para el intercambio de centenares de prisioneros.

El castillo de Johannesberg, a 50 kilómetros al norte de Estocolmo, fue testigo ayer del reinicio, después de dos años y medio, de las conversaciones de paz entre enviados del Gobierno de Yemen y de los rebeldes hutíes.

El conflicto fue convirtiéndose poco a poco en una "guerra subsidiaria" entre los rivales regionales saudita e iraní, y arrastró a millones de civiles al exilio y el hambre.

El informe alerta de que, sin ayuda alimentaria, la cifra total de personas con hambre subiría a los 20 millones de yemeníes (el 67 % de la población) en ese periodo, de los que 240.000 estarían en situación de catástrofe.

"El conflicto sigue siendo el principal motor de la inseguridad alimentaria".