Detallan envíos de cocaína

Abogados del ‘Chapo’ intentan desacreditar testimonio del ‘Chupeta

Abogados del ‘Chapo’ intentan desacreditar testimonio del ‘Chupeta

Rosero aseveró que él recibía desde Colombia la información de contacto de estos "bajadores", sobre quienes había instrucciones precisas de cuánto dinero deberían recibir para contrabandear.

La defensa comenzó el interrogatorio contra Germán Rosero preguntándole por sus orígenes familiares, su educación, algunas de sus parejas en la juventud y por las circunstancias en las que conoció particularmente a Juan Carlos Ramírez "El Chupeta". Ellos debían pagar directamente el mismo monto en Colombia.

La fiscalía justifica parte del secretismo en la protección de los testigos, presuntos blancos de aliados de 'El Chapo', y presenta mociones para limitar los contrainterrogatorios, por ejemplo sobre supuestos sobornos del 'narco' a los últimos dos expresidentes de México.

Es acusado de 17 delitos, entre ellos haber dirigido uno de los mayores imperios del narcotráfico de las Américas y enviar más de 200 toneladas de cocaína a Estados Unidos.

El litigante colombiano, quien actualmente se encuentra en libertad, tiene en su contra cargos que pueden significarle una sentencia mínima de 10 años.

Por lo que debido al material con que estaba construido, la pequeña aeronave no sería detectada por radares.

De acuerdo con el testimonio de Rosero ante las preguntas de la fiscal Gina Parlovecchio, no quedó claro si alguna vez Guzmán empleó este método para contrabandear dólares en efectivo.

El abogado colombiano detalló, además, las diversas reuniones que mantuvo "en las montañas" con el líder del Cártel de Sinaloa, entre 2003 y 2006. Luego Rosero era llevado a un hotel y más tarde era recogido para trasladarlo finalmente en avión hasta las montañas. Rosero dio detalle de la clase de pistas que utilizaban para el aterrizaje.

El testigo también dijo que a dichos encuentros, Joaquín Guzmán llegaba con diversas armas, pero una de ellas le llamó la atención a Rosero, se trata de un fusil AK-47, mejor conocido como "cuerno de chivo", chapado en oro y con incrustaciones de piedras preciosas.

El gran "éxito" de estos envíos de cocaína favoreció que en 2004 se pusieran en marcha varios cargamentos de hasta 12.500 kilos cada uno. El papel de intermediario de Rosero terminó en 2007, cuando inició una "guerra" entre socios, es decir entre El Chapo y Arturo Beltrán.

Germán Rosero es compadre de "El Chapo" Guzmán, el narcotraficante le pidió que lo dejara ser padrino de uno de sus hijos, el abogado aceptó pues lo describió como "una persona muy afectuosa".