El Reino Unido podría hacer marcha atrás al Brexit de forma unilateral

Reino Unido puede poner fin al 'Brexit' unilateralmente, afirman desde el máximo tribunal de la UE

Reino Unido puede poner fin al 'Brexit' unilateralmente, afirman desde el máximo tribunal de la UE

"Cuando un Estado miembro ha notificado al Consejo Europeo su intención de retirarse de la Unión Europea, el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea admite la revocación unilateral de esa notificación hasta el momento en el que se concluya el acuerdo de retirada, siempre que la revocación haya sido decidida de conformidad con sus normas constitucionales, se comunique de manera formal al Consejo Europeo y no suponga una práctica abusiva", señaló Sánchez-Bordona en respuesta a una cuestión prejudicial formulada por una corte escocesa en relación con el Brexit.

Si bien la opinión del abogado general, Manuel Campos Sánchez-Bordona, es meramente consultiva, el tribunal con sede en Luxemburgo generalmente sigue su consejo. La Cámara de los Comunes británica votará sobre el acuerdo el próximo 11 de diciembre, una fecha clave, no solo porque el Gobierno no ha logrado aún una mayoría que respalde el texto acordado con la UE, sino porque la posibilidad de dar marcha atrás con el divorcio está cada vez más latente.

Si finalmente el TJUE se pronuncia a favor de permitir esta unilateralidad, significaría que el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que el Gobierno de la primera ministra, Theresa May, activó en 2017 y que establece la retirada británica para el 29 de marzo de 2019, se podría revocar sin que los Veintisiete interviniesen. Es decir, el próximo 29 de marzo. El ECJ escuchó el caso la semana pasada y emitió su sentencia hoy.

Esta noticia llega en un momento en el que el Parlamento actualmente está luchando por obtener más asesoramiento legal sobre el proyecto de acuerdo Brexit, y "el mercado también está buscando más orientación", indica Harvey.

Los políticos escoceses que iniciaron el caso son el eurodiputado Alyn Smith y la diputada del Parlamento británico Joanna Cherry del Partido Nacionalista Escocés (SNP), los eurodiputados laboristas Catherine Stihler y David Martin, y los miembros del Parlamento escocés de los Verdes Andy Wightman y Ross Greer. De hecho, el propio Corbyn ha sugerido en los últimos días que pedirá más tiempo si el Parlamento británico rechaza el acuerdo de May, el Gobierno cae y se celebran elecciones. Las instituciones opinan que reconocer el derecho de un gobierno puede ser un precedente perjudicial y una violación a la esencia del artículo. "Las posibles consecuencias de esto tanto para la economía como para su integridad como líder serían dramáticas", valora el analista de Monex.

Sobre la posibilidad de revocación pesaría asimismo un límite temporal, ya que sólo será posible dentro del plazo de dos años que se abre con la notificación de la intención de retirada. Si, como ocurre en el caso del Reino Unido, la aprobación parlamentaria es un requisito previo de la intención de retirarse, es lógico que la revocación también exija la misma aprobación.

En cambio si considera "incompatible" con la filosofía del mencionado artículo que la posibilidad de cancelación dependa única y exclusivamente de una decisión unánime del Consejo europeo. "Aceptar que el Consejo Europeo tenga la última palabra sobre la revocación por unanimidad incrementa el riesgo de que el Estado miembro salga de la Unión en contra de su voluntad, al escapar de su control, de su soberanía y de sus normas constitucionales el derecho de retirada (y, a la inversa, de permanencia) de la Unión", concluye el dictamen.

Noticias recomendada