Suben a 51 los muertos por incendios en California

California

California

Los equipos de rescate revisarán este martes el carbonizado paisaje de Paradise, California, en busca de restos humanos, mientras las autoridades se prepararan para un aumento de la cifra de muertos por los incendios que asolan al estado occidental estadounidense.

Keegan Gibbs, de 33 años, estaba desolada al encontrar que el hogar de su niñez en Malibú había sido consumido por las llamas.

Más de 5.600 bomberos combaten las llamas, algunos llegados de puntos distantes de Estados Unidos, como de los estados de Washington y Texas.

13 de noviembre de 2018, 14:09Buenos Aires, 13 nov (PL) Las autoridades de Argentina enviaron hoy sus condolencias al Gobierno y pueblo estadounidenses por los terribles incendios en el estado de California, que han dejado un saldo considerable de fallecidos y heridos. Para los componentes del sombrío operativo, que no haya autos en la entrada de las viviendas es una buena señal, la presencia de uno es algo más inquietante y varios coches calcinados son una llamada de vigilancia extra.Las autoridades estatales apuntaron que la causa del infierno que se desató en Paradise estaba bajo investigación.Por otra parte, Betsy Ann Cowley, propietaria de un terreno próximo al lugar donde se declaró el incendio, recibió un correo electrónico de la empresa Pacific Gas & Electric Co. el día antes del fuego en el que le avisaban que equipos de mantenimiento necesitaban ingresar a su propiedad porque las líneas eléctricas de la compañía arrojaban chispas.

Un rescatista carga el cuerpo qUemado de un perro, en Paradise California.

Los incendios de Hill y Woolsey en el sur de California, han arrasado más de 36.866 hectáreas, añade el texto. "No estoy sintiendo ni de cerca la cantidad de viento (que antes) y está un poco más fresco", explicó.

Los mayores incendios se ubican en el condado de Butte, en la Sierra Nevada al norte de Sacramento, capital de este estado de la costa oeste de Estados Unidos.

Se cree que otras 57 mil se encuentran amenazadas por ese siniestro, el cual está controlado en un 30 por ciento y ya devastó 365 kilómetros cuadrados en comunidades como Malibú y Thousand Oaks.

"Mi casa ya no está, pero permanecen firmes los recuerdos compartidos con familiares & amigos", agregó.

El presidente Donald Trump aprobó en las últimas horas la declaración de "desastre de especial gravedad", así California recibe ayuda más rápidamente "para aliviar algo del increíble sufrimiento".

"He estado realizando este trabajo durante 31 años y probablemente en los últimos cinco años, quizás siete, cada año parece empeorar", dijo el jefe Scott Jalbert a The Associated Press.

"Desafortunadamente, la mejor ciencia nos dice que el calor, la sequía, todas esas cosas, se intensificarán", advirtió.