Guerra: Venezuela dejó de recibir millones de dólares por caída de petróleo

Extracción de Petróleo

Extracción de Petróleo

El Gobierno de Nicolás Maduro aseguró en julio pasado que había logrado detener la caída en la producción, y situó en 1,57 millones de barriles por día su bombeo.

Durante una rueda de prensa comentó que el ingreso de Venezuela tiene dos componentes; lo que se importa de petróleo y el precio exportado.

Añadió que definitivamente el gobierno no quiere entender que es conveniente producir petróleo y dejar de piratear en materia petrolera, "esa industria genera el 96% de las divisas del país".

La desarticulación de la principal fuente de ingresos para Venezuela, el negocio petrolero, por parte del Gobierno, hizo retroceder la exportación de crudo del país a la escala que se registraba entre los años 1930 y 1940, según el economista y diputado José Guerra.

El diputado opositor Elías Matta dijo hoy que a Venezuela dejaron de ingresar cerca de 33.000 millones de dólares este 2018 por la sostenida caída del bombeo de crudo de la estatal petrolera PDVSA, al tiempo que alertó sobre la "grave" situación que atraviesa esta industria en el país caribeño. "Además se está en incumplimiento el pago de la deuda (...)".

Guerra comentó que según la Opep, el país produjo en octubre 1 millón 100 barriles de petróleo, con respecto a diciembre de 2017 esto se significa una caída de 740 mil barriles de petróleo diario. "En tercer lugar estamos proponiendo que el Estado venezolano cambie los acuerdos de la faja del Orinoco para que permita mayor participación del capital privado internacional en la explotación de esos recursos, hoy disminuidos por la falta de inversión".

Guerra explicó que en 20 años no se produjeron "2 millones 200 mil barriles diarios de petróleo en el país que, en la actualidad, consume entre 300 mil y 400 mil barriles; restan 700 mil para exportaciones pero 200 mil se destinan a China y otro lote a Rusia".

"Venezuela puede dejar de ser un país petrolero al ritmo que esto lleva".

"Esta caída en la producción petrolera se traduce en una pérdida de ingresos (...) que fuesen más que suficientes para importar alimentos, para importar medicinas y para pagar la deuda externa y el país no tuviese en la crisis en que está", denunció.