El increíble hallazgo de la primera pintura de animales de la historia

Las obras pertenecen a los llamados

Las obras pertenecen a los llamados"artistas de la edad del hielo del sudeste asi

Era "el lugar secreto donde el arte comenzó".

El dibujo de al menos 40 mil años es algo más antiguo que otros que ya anteriormente fueron hallados en cuevas de España y Francia.

Las primeras pinturas rupestres figurativas conocidas, con unos 40.000 años de antigüedad, están en la isla indonesia de Borneo, según un estudio publicado hoy por la revista británica Nature.

"De las pinturas que fechamos, la imagen de un animal sin identificar, probablemente de un buey salvaje, tiene una edad mínima de 40.000 años y se trata de la pieza de arte figurativo más antigua que se conoce", precisa el líder de la investigación, Maxime Aubert. Las plantillas de manos humanas de Chauvet tienen no más de 40.000 años de antigüedad.

El nuevo hallazgo en Borneo se suma al aluvión de recientes descubrimientos de obras prehistóricas.

La datación con uranio llevada ahora a cabo por el equipo de Aubert en muestras de carbonato de calcio de la cueva Lubang Jeriji Saléh ofrece la primera estimación temporal fiable.

En el dibujo se observan animales que se asemejan a vacas.

El prehistoriador alemán Nicholas Conard, de la Universidad de Tubinga, fue uno de los descubridores de esas esculturas. Europa ha sido considerada durante mucho tiempo como el centro para su desarrollo, tanto por la enorme belleza de sus pinturas como por su abundancia.

Los investigadores de la Universidad Griffith clasifican ahora los miles de dibujos en varias etapas de aparición. Al mismo tiempo, o quizás antes, el llamado arte de la Edad de Hielo también se hacía en el extremo opuesto del mundo.

"Quiénes eran los artistas de la edad de hielo y qué les pasó sigue siendo un misterio", aporta el coautor de este trabajo, Pindi Setiawan, del Instituto de Arqueología de Bandung (Indonesia). A una especie la define su biología y su cultura.

Hasta ahora, se sabe que el humano moderno (homo sapiens-sapiens) llegó al sudeste asiático hace unos 70.000 a 60.000 años.

Los nuevos hallazgos muestran que la historia de cómo surgió el arte rupestre es más compleja de lo que se creía.

"El origen del arte figurativo supone un salto cognitivo".

Pintados en una remota caverna de piedra caliza, son más de 4.000 años más antiguos que las encontradas en la Isla de Célebes (Sulawesi en indonesio) y se agregan a la evidencia de que las tradiciones artísticas prósperas estaban surgiendo simultáneamente en Europa y Asia. El equipo de García Diez acaba de publicar en la revista Science una defensa de sus resultados.