Tragedia en California; tiroteo en un bar deja 13 personas muertas

Policías rodean el lugar

Policías rodean el lugar

Thousand Oaks, unos 55 kilómetros al nordeste del centro de Los Ángeles, es un barrio situado en un área considerada segura y que se ubica no muy lejos los barrios acomodados de Calabasas y Malibú.

Según informó BBC, en el local -que es el más grande de la zona- había 200 personas que asistían a un concierto de música country para univrsitarios.

Otra persona indicó a la filial local de la cadena ABC que el sospechoso lanzó una granada de humo y atacó un vigilante antes de ingresar al establecimiento.

"El tirador fue dado muerto dentro del local", informó a la prensa el jefe del Departamento del condado de Ventura, el sargento Etic Buschow.

Teylor Whittler había ido al Borderline para festejar su cumpleaños 21. "Le vi entrar (.) y comenzó a disparar", ha explicado Mitchell Hunter, de 19 años, que ha descrito al tirador como un hombre de piel clara y pelo oscuro.

Cerca de las 7 hora argentina (las 2 en California) llegaron al lugar numerosas ambulancias y equipos especiales del FBI.

Uno de ellos, entrevistado por la cadena ABC7, contó que el hombre armado caminó hasta la entrada del bar, le disparó a un guardia de seguridad y a un cajero, y desplegó una bomba de humo. "Seguí escuchando disparos después de que todos salieran", indicó.

"La gente trataba de salir por las ventanas", describió un testigo del lugar. Otros se escondieron en el baño o en un altillo.

Para el presidente norteamericano Donald Trump, se trata de "un tiroteo terrible". Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter. "Dios bendiga a todas las víctimas y familiares de las víctimas", escribió el mandatario.

Por su parte, el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean, expresó públicamente: "Como le dije a su mujer, ha muerto un héroe".

El tiroteo de Thousand Oaks se presentó poco más de un año después de que 58 personas murieran en un festival de música country en Las Vegas cuando un hombre armado abrió fuego desde una habitación de un hotel.

Según el sheriff, la Policía "tuvo varios contactos" con el agresor durante los últimos años, entre ellos un accidente de tráfico.