Astrónomos de Harvard dicen que el asteroide Oumuamua es una nave extraterrestre

Este objeto espacial con forma de cigarrillo podría haber sido una nave extraterrestre, según astrónomos de Harvard

Este objeto espacial con forma de cigarrillo podría haber sido una nave extraterrestre, según astrónomos de Harvard

Y que no ha sido fabricada en la Tierra.

El objeto cuyo nombre significa "mensajero que llega desde un pasado lejano", generó debate entre los astrónomos de la Universidad de Harvard, quienes barajaron las hipótesis de que podría ser un cometa o un asteroide.

El objeto interestelar descubierto por Robert Werylk "puede ser una sonda enviada intencionalmente a la vecindad de la Tierra por una civilización alienígena", sostuvo la investigación de los especialistas que fue publicada el 12 de noviembre en The Astrophysical Journal Letters.

Así, al menos, lo han reconocido en su más reciente publicación Abraham Loeb, profesor y presidente del Departamento de Astronomía, y Shmuel Bialy, académico postdoctoral, ambos del Centro Smithsonian de Astrofísica de Harvard.

"Considerando un origen artificial, una posibilidad es que 'Oumuamua' es una vela luminosa, flotando en el espacio interestelar como un escombro", aseguran los científicos. "De manera alternativa, un escenario más exótico es que Oumuamua sea una sonda totalmente operativa". Dada su velocidad e inusual trayectoria, así como su color rojizo y tamaño descomunal (se ha calculado que mide lo mismo que un estadio de futbol), los expertos determinaron que se trataba de un asteroide que no pertenecía a nuestro sistema solar.

Fue el 19 de octubre de 2017 cuando los astrónomos detectaron, con la ayuda del telescopio Pan-STARRS1, un cuerpo rocoso con forma de cigarro.

"Es imposible estimar el propósito detrás de Oumuamua sin más datos", expresó justamente Loeb a NBC. Estos objetos, llamados también velas de fotones, son lanzados al espacio y consisten en una gran superficie de láminas reflectantes muy ligeras (de ahí el término 'velas') que usan la radiación solar para impulsarse.

"Explicamos el exceso de aceleración de Oumuamua lejos del Sol como resultado de la fuerza que la Luz del Sol ejerce sobre su superficie".

Según los que sostienen que es una obejto 'natural' los movimientos extrañosn se deben a que bajo la superficie de este objeto se acumulan muchos gases congelados que al acercarse al sol aumentan de temperatura y escapan del asteroide, lo que propulsa al objeto en otras direcciones que la gravitacional. "Su origen podría ser natural o artificial". Sin embargo, el problema es que ya salió del sistema solar, por lo que ya no hay telescopios que puedan seguirlo. La opción es buscar otros objetos estelares que sean más o menos similares. Y presenta otra peculiaridad: aparentemente aceleró y luego desaceleró su velocidad al adentrarse en el sistema solar, según explicó la New York Magazine, la revista del New York Times.