Zara desembarca 'online' en más de 100 mercados nuevos

El presidente de Inditex Pablo Isla durante la presentación de la remodelación de la tienda flagship de Zara en Milán. 

El presidente de Inditex Pablo Isla durante la presentación de la remodelación de la tienda flagship de Zara en Milán. 

Zara, que realizó el año pasado el 10 por ciento de sus ventas con el comercio electrónico, quiere que todas sus marcas - Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe - van a a estar disponibles a través de Internet en todo el mundo en 2020.

La marca de ropa Zara, del gigante español Inditex lanzará el jueves una plataforma digital que venderá en 106 nuevos mercados en donde no tenía presencia ni online ni física, un objetivo que permitirá al consorcio estar presente en internet en todo el mundo para el 2020, afirmó el grupo en una nota de prensa.

Así, con la plataforma de venta por internet que abrirá mañana, la enseña de cabecera del grupo Inditex pasará a vender sus productos en un total de 202 mercados, ya sea física, por internet o de forma integrada entre ambos modos de distribución. Grandes grupos como Amazon o Alibaba están dispuestos a disputar el pastel de la moda a escala mundial, en un proceso imparable de hacer del planeta un mercado universal.

La mayor parte de estos nuevos mercados emergentes se encuentran en África, especialmente en Angola, Costa de Marfil, Senegal y Ghana. Además, la página web se abre también a numerosas áreas del Caribe (aunque no detalla a cuáles) y a Indonesia, informó hoy la compañía en un comunicado. En este sentido, a lo largo de los próximos meses se irán incorporando nuevos mercados a esta plataforma global, incluyendo aquellos en los que Zara dispone de tiendas, en los que desarrollará una plataforma de venta local.

Los clientes de www.zara.com/ww encontrarán a partir de mañana toda la colección de moda de Zara y podrán realizar sus pedidos en euros más el correspondiente coste de envío y aduanas.

Con esta iniciativa, Zara, la principal marca de Inditex, que opera actualmente en 96 países, duplicará su presencia global. Estos envíos se remitirán desde la plataforma logística que Zara tiene en España y serán recibidos en un plazo de entre tres y siete días, según desde donde se realice el pedido.

Los pagos se pueden hacer a través de los métodos habituales como PayPal o las principales tarjetas de crédito. Gracias a esta integración, los pedidos realizados 'on line' pueden ser recibidos en casa distribuidos desde las tiendas más próximas al cliente y prestar un servicio "ágil y dinámico" o ser retirados en las propias tiendas, según lo que resulte más cómodo a cada persona.