Pide Hillary Clinton votar contra 'el radicalismo y la corrupción' de Trump

Hillary Clinton urge a votar contra

Hillary Clinton urge a votar contra"el radicalismo y la corrupción de Trump

Este martes, la ex candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, instó a los norteamericanos "a decir basta" y a votar en las elecciones legislativas en Estados Unidos contra "el radicalismo, la intolerancia y la corrupción" que, en su opinión, han caracterizado la presidencia de Donald Trump.

La coalición que llevó a Trump a la Casa Blanca mostró algunas fracturas, principalmente entre los republicanos moderados que rechazaban la idea de Hillary Clinton como presidente y que le dieron el beneficio de la duda a Trump hace dos años, pero su base de votantes en la América rural sigue mostrándose incondicional.

"Durante los últimos dos años, hemos visto a esta administración atacar y socavar nuestras instituciones y valores democráticos. Hoy, decimos basta", escribió Clinton en su cuenta de la red social Twitter.

Sin embargo, apuntó, hoy no se votará solamente 'contra el radicalismo, la intolerancia y la corrupción", sino por "candidatos fantásticos en todo el país, incluido un número histórico de mujeres, que quieren subir los salarios, luchar por la justicia y ayudar a que más gente tenga acceso a cuidados de salud'.

Este día de votación en Estados Unidos, se eligieran 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los cien del Senado, según sondeos locales se prevé un panorama favorable para los demócratas en la Cámara de Representantes, donde necesitan ganar 23 escaños obtener la mayoría. Esos trumpistas salieron a votar en masa y no solo defendieron la mayoría republicana en el Senado, sino que ampliaron el control de los conservadores en la Cámara alta y desinflaron la expectativa de una goleada para un presidente con niveles de aprobación históricamente bajos.

También se escogerán los gobernadores de 36 estados y de tres territorios, y centenares de cargos públicos a nivel estatal y local, en un proceso, el cual a juicio de diversas voces, se trata de un referendo contra la gestión de Trump.