Narcotráfico y corrupción, temas tratados por el Papa y Mario Abdo Benítez

Panamá participará del foro Ítalo-Latinoamericano de Pymes

Panamá participará del foro Ítalo-Latinoamericano de Pymes

- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció hoy que presentará al Congreso una ley para agilizar y desburocratizar los procesos de creación de pequeñas y medianas empresas (pymes), durante su intervención en el IV Foro Italo-Latinoamericano sobre Pequeñas y Medianas Empresas, en Italia.

Entre otras cosas, de acuerdo a lo que dice el comunicado oficial del Vaticano, Francisco y Marito estuvieron hablando sobre "la importancia de los valores cristianos en la historia y en la actualidad del país", a la vez que el actual mandatario aprovechó para invitarlo a hacer una segunda visita al país en su calidad de Papa. El mandatario paraguayo compartió detalles sobre proyectos sociales y la iniciativa de construir un oratorio a Chiquitunga. Asimismo, se ha examinado la situación del país con especial referencia a la promoción social y el apoyo a la familia, a la lucha contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico. Al término del encuentro en la biblioteca privada, que duró 25 minutos, el presidente paraguayo invitó de nuevo al papa a Paraguay, país que el Pontífice visitó en julio del 2015.

Durante la charla se abordaron temas de interés común en ámbito internacional y regional y se constataron las buenas relaciones entre la Santa Sede y Paraguay.

La Presidencia de Paraguay informa que en la audiencia privada el mandatario invitó al Papa Francisco a inaugurar la capilla en La Costanera de Asunción dedicada a la beata María Felicia de Jesús Sacramentado, conocida como la "Chiquitunga". Abdo se reunió también con el secretario de Estado, Pietro Parolin y el secretario para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher. Por su parte, el Papa le entregó a Benítez un cuadro que representaba la basílica de San Pedro en 1620 y los cuatro libros que ha escrito durante su pontificado.

Tras sus reuniones en el Vaticano, Benítez se trasladó al palacio del Quirinal, donde fue recibido por el presidente italiano, Sergio Mattarella.

A su turno Francisco, que bendijo dos bandejas repletas de rosarios y demás artículos religiosos traídos por la comitiva, le regaló a Benítez un medallón de la paz, "para que trabaje por la paz y unidad de su país", le dijo.