Nadador completa por primera vez recorrido alrededor de Gran Bretaña

Nuevo record mundial: hombre nada alrededor de Gran Bretaña por primera vez en la historia

Nuevo record mundial: hombre nada alrededor de Gran Bretaña por primera vez en la historia

Edgley había partido desde Kent el 1 de junio y realizó su ruta nadando en el sentido de las agujas del reloj.

"Con cada persona que hablaba de esto me decía que no se podía hacer, que pondría en peligro mi vida con semejante esfuerzo, pero cada vez que me lo decían me daban más ganas de intentarlo", dijo el atleta inglés a su llegada, rodeado de los carteles de su principal sponsor, una reconocida bebida energética. "Espero que ahora que he demostrado que se puede dar aGran Bretaña la vuelta a nado, haya más gente que cambie su barómetro personal sobre lo que creen que es posible", señaló a la AFP.

Entrenamiento. El británico se entrenó en aguas abiertas antes de la travesía.

"Imaginá tener una herida abierta y frotarla con papel de lija durante 12 horas al día", contó el nadador a los medios locales. "Así es como se siente", explicó al diario The Guardian sobre lo que tuvo que atravesar a lo largo de tantos días.

Conforme los días pasaban, el sol, el agua salada y las múltiples picadas de medusas causaban estragos en el cuerpo del aventurero de 33 años, hasta que comenzaron a aparecer ampollas y heridas que mostraban su carne viva, y que se resistían a cicatrizar. Un equipo de apoyo lo acompañó desde un barco, en donde le dieron alrededor de 500 bananas durante el viaje -de 2882 kilómetros- para que no perdiera las fuerzas.

"Levantarte y que las sábanas estuvieran pegadas, tener que sacarlas y volver al agua".

En una entrevista para BBC, Edgley reveló: "Me desperté una mañana y había trozos de mi lengua sobre la almohada".

El nadador se recupera con un baño de inmersión.

Pese a lo que tuvo que vivir y todavía con problemas para caminar, Edgley aseguró en la BBC que todavía no se ha "aburrido de nadar" y que ya han surgido algunas ideas para otro desafío.

Edgley, que esperaba completar la hazaña en 100 días, le dijo a los familiares que se reunieron a la playa a recibirlo: "Lo siento, llegué tarde".

La primera, al completar los 74 días, fue la marca más importante de nado en el mar abierto.

En abril de 2016, Edgley ya había ingresado al libro Guiness tras completar una escalada en cuerda de una altura equivalente al Monte Everest en 19 horas.