Una bola de fuego 'convierte la noche en día' en España

Una bola de fuego

Una bola de fuego"con un brillo superior al de la Luna atraviesa el sur de España

El primer fenómeno se registró a las 0:46 horas de la madrugada del 3 de noviembre, cuando "una bola de fuego más brillante que la Luna llena sobrevoló el sur del país y su luminosidad fue tan inusualmente grande que en el sureste de España la noche se convirtió en día por un instante", ha destacado Astrohita.

Los citados eventos quedaron registrados gracias a los detectores de proyecto SMART (Universidad de Huelva) que operan en los observatorios astronómicos de La Hita (Toledo), Sierra Nevada (Granada), La Sagra (Granada) y Sevilla, concluyó Madiedo.

- Un meteorito se vio en España la madrugada de este sábado 3 de noviembre, e iluminó el cielo "como si fuera de día", informó en Facebook la Fundación Astrohita, que observó el fenómeno astronómico desde La Hita, en Toledo.

Está asociada a las Táuridas Norte y se produjo como consecuencia de la entrada en la atmósfera terrestre de un fragmento del cometa Encke a una velocidad de unos 110.000 kilómetros por hora.

Aunque las nubes cubrían buena parte del sur y centro del país, éstas no supusieron ningún impedimento para que la bola de fuego pudiese ser vista desde más de 400 kilómetros de distancia, si bien amortiguaron bastante su brillo en algunas zonas.

En esta ocasión el impacto de la roca contra la atmósfera tuvo lugar a unos 113 km de altura sobre el oeste de la provincia de Albacete. Luego la bola de fuego se desplazó hacia el noroeste, para desvanecerse a una altitud de unos 64 kilómetros sobre la provincia de Almería.

Fue precisamente sobre la vertical de Albacete capital cuando la roca incandescente procedente del cometa Encke explotó bruscamente, lo que provocó un gran incremento del brillo de la bola de fuego.

Si bien es España están acostumbrados a fenómenos como este, dado que entre octubre y noviembre fragmentos del cometa Encke (que en su mayoría son más chicos que un grano de arena) se cruzan con la órbita de la Tierra y provocan varias lluvias de estrellas, lo ocurrido ayer es singular en tanto el fragmento que generó la "bola de fuego" fue de casi un metro de diámetro, razón por la cual el fenómeno resultó mucho más brillante.