Trump dice llamará a rey saudí por desaparición de Khashoggi

¿Por qué el asesinato de periodista saudí se ha convertido en problema diplomático para Trump?

¿Por qué el asesinato de periodista saudí se ha convertido en problema diplomático para Trump?

Un grupo de senadores, liderado por el republicano Bob Corker y el demócrata Robert Menéndez, dio el miércoles a Trump un plazo de 120 días para decidir si EEUU debe imponer sanciones contra cualquier funcionario saudí que pueda estar implicado en la desaparición o muerte de Khashoggi. "¿Podrían ser ellos? Sí", concluyó Trump. Rusia lo quería, China lo quería, nosotros lo queríamos. Y le diré lo que no queremos (.) no queremos perjudicar al empleo.

El gobierno de Turquía informó a funcionarios estadounidenses que tiene pruebas de audio y video de que el escritor saudí desaparecido Jamal Khashoggi fue asesinado y desmembrado en el interior del consulado saudí en Estambul, informó el viernes el Washington Post.

Uno de los hombres que más han sonado en los últimos días ha sido el de Jamal Khashoggi, un periodista de 59 años que desapareció cuando entró al consulado de Arabia Saudita en Turquía, para realizar un trámite.

El periodista, crítico del régimen árabe y especialmente del príncipe Mohammed bin Salman, había ido a esa sede consular en Estambul para solicitar papeles que necesitaba para casarse con su novia, quien fue la que hizo la denuncia de su desaparición. Y si eso fuera así, estaríamos muy molestos y enojados.

"En este momento, ellos lo niegan y lo niegan vehementemente. ¿Podría ser ellos? Pero, en un futuro no muy lejano, creo que tendremos una repuesta", ha contado el mandatario estadounidense sobre las conversaciones que ha mantenido estos días su Administración con Arabia Saudí, un aliado tradicional de EE UU en Oriente Medio.

El periódico, en el que Khashoggi trabajaba como columnista, citó a funcionarios que pidieron el anonimato diciendo que las grabaciones muestran que un equipo de seguridad saudí detuvo al periodista cuando fue al consulado el 2 de octubre para recoger un documento para su próxima boda.

Quizá para muchos el nombre de Jamal Khashoggi no nos suene, pero este hombre es un colaborador del periódico Washington Post y una de las voces más respetadas del periodismo en el mundo.

El caso Khashoggi, ya de por sí muy delicado a nivel político, alcanzaría nuevas dimensiones en caso de que se constatara que Turquía consiguió o incluso grabó de manera secreta dentro del consulado, oficialmente territorio soberano saudí y protegido por inmunidad diplomática. "Vamos a tener que ver", señaló. Khashoggi vivía en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos desde el año pasado.

Según la prensa turca, entre los emisarios saudíes hay altos cargos del Ministerio de Exteriores y de los servicios secretos.

Trump enfrenta cada vez mayor presión por parte de miembros del Congreso para modificar la relación de Washington con la monarquía saudí, cuestionada por su actuación al frente de una coalición militar en la guerra de Yemen.

Ninguna imagen comprueba que salió del consulado, tal como asegura el gobierno saudita.