Schumacher pone pie en la Fórmula 1 de nuevo

Guanyu Zhou en Hockenheim

Guanyu Zhou en Hockenheim

Mick Schumacher, el hijo de la leyenda de la Fórmula 1 Michael Schumacher, se proclamó campeón de Europa de Fórmula 3, este sábado en el circuito de Hockenheim.

Su título le permite lograr una 'superlicencia', requisito indispensable para competir en Fórmula 1, siguiendo los pasos de su padre, ganador del campeonato alemán de Fórmula 3 hace 28 años.

Schumacher presionó mucho a Vips en las primeras vueltas, pero en la séptima cedió terreno y de ahí hasta el final (21 giros) tuvo que preocuparse más por evitar que lo superara su perseguidor, Ralf Aron.

Las cifras de Mick no hacen más que confirmar su gran superioridad a lo largo de la temporada: ocho victorias, 7 poles y 13 podios, que le dieron un total de 347 puntos en el equipo PREMA Theodore Racing con motor Mercedes-AMG Formula 3. Todavía no puedo creerlo.

"Estoy muy contento, lo que este equipo ha logrado el último año es increíble", dijo la joven promesa, que se abrazó con los miembros de su escudería nada más finalizar.

El sábado y el domingo en Hockenheim, "Mick" tendrá la oportunidad de ser campeón en casa. Su primera victoria llegó en la decimoquinta carrera, en el circuito belga de Spa-Francorchamps. En las siguientes citas ganó siempre al menos una de las carreras del fin de semana, cinco de ellas consecutivas.

Por su parte, el jefe de Mercedes-Benz Motorsport, Toto Wolf afirmó: "Felicidades a Mick por el título". "Ha demostrado que puede llegar a ser un grande en nuestro deporte", añadió luego.

El hijo del siete veces campeón de Fórmula 1 Michael Schumacher (que recibe cuidados en el domicilio familiar desde su accidente de esquí el 29 de diciembre de 2013, sin que apenas trasciendfan noticias sobre su evolución), comenzó su carrera automovilística en 2008, al principio con el seudónimo de Mick Betsch, el apellido de soltera de su madre.