"Los pobres no comen gasolina, comen tortilla" — Ildefonso Guajardo

Los pobres comen pollo, tortilla y huevo y no gasolina, revira Guajardo sobre críticas por gasolinazo

Los pobres comen pollo, tortilla y huevo y no gasolina, revira Guajardo sobre críticas por gasolinazo

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aclaró que su comentario del jueves durante su comparecencia en el Senado sobre que "los pobres no comen gasolina" fue en el sentido de que se debe evitar que aumentos en los combustibles no impacten el precio de la canasta básica.

Al comparecer en la Cámara Alta como parte de la glosa del Sexto Informe de Gobierno, el responsable de la dependencia contestó así a las críticas de los legisladores del PAN, quienes cuestionaron sobre el bajo crecimiento económico y reducción de la pobreza, así como el bajo desarrollo en entidades del sureste del país.

"No se ha percatado de los mexicanos que comen gasolina en las esquinas para ganarse una propina echando fuego por la boca", remató Galván Ochoa en sus redes sociales. "Déjenme comentarles sobre proteger a los pobres y utilizar los instrumentos de competencia y apertura de importaciones para generar esa competencia", dijo Guajardo antes de enumerar el aumento en los precios de distintos productos básicos en los sexenios de Peña Nieto y Felipe Calderón. Resaltó que el valor del poder adquisitivo del salario durante el actual sexenio se recuperó 16.8%, mientras que con Calderón apenas 1%.

En el caso de la tortilla, este producto básico aumentó el 66.2 % contra el 17.1 % con Peña Nieto.

Guajardo aseguró que la medida canadiense no pone en riesgo el nuevo acuerdo comercial alcanzando: "No se pone en riesgo la firma, estamos hablando de un sector que está convulsionado a nivel mundial y estaremos trabajando para resolverlo".

Expuso que en el nuevo acuerdo ningún país cede en su soberanía.

"Nadie cede su soberanía en materia de acuerdos internacionales y reservamos nuestro derecho de pertenecer a los acuerdos comerciales que nosotros y ustedes nos mandaten", dijo el secretario. "Se permite exportar con arancel cero y sin restricciones los automóviles que México podrá exportar en América del Norte". Es decir, agregó, 15 lugares en competitividad en seis años.

"Este tratado se firmará antes de que acabe la administración del presidente Enrique Peña Nieto", dijo el funcionario.