Salvadoreños hacen peregrinación al Vaticano para la canonización de Óscar Arnulfo Romero

"Una de las figuras más notables del siglo XX": Latinoamérica tendrá un nuevo santo dentro de poco

La Policía Nacional Civil (PNC) en San Salvador, desplegará 550 agentes que brindarán seguridad a las personas que asistan al acto de Canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, enfrente de la Catedral Metropolitana y sus alrededores, lo cual también incluye el cierre de calles aledañas. Merlin Delcid nos informa desde San Salvador.

Monseñor Óscar Romero, reconocido por su lucha en defensa de los pobres, los derechos humanos y su oposición a la dictadura militar salvadoreña, fue asesinado mientras oficiaba una misa el 24 de marzo de 1980 por un francotirador contratado por la ultraderecha.

En la víspera, Sánchez Cerén arribó a la capital italiana para estar presente en la canonización del beato, "acontecimiento que llena de esperanza y alegría a nuestra nación", apuntó en Twitter.

Este 14 de octubre el papa Francisco declarará santo al arzobispo salvadoreño Óscar Romero, casi cuatro décadas después de que fuera asesinado por la extrema derecha de El Salvador.

"Monseñor Romero encabeza la lista de las víctimas de la impunidad en este país y es una vergüenza que le hagan santo y todavía aquí no le hagan justicia", aseguró a BBC Mundo el coordinador de la ONG Probúsqueda, José Lazo. "Ello permitirá a las nuevas generaciones de diferentes nacionalidades conocer su legado, cuyo contenido es profundo humanitariamente", aseguró. "Romero está vivo", expresó el cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez, quien bendijo la escultura develada.