Maduro enfrenta reclamo internacional para que aclare muerte de concejal preso

Venezuela

Venezuela

La Fiscalía venezolana informó ayer de que el edil supuestamente implicado en el ataque se suicidó lanzándose desde el décimo piso de un edificio policial cuando iba a ser trasladado a tribunales.

El Grupo de Lima, que integran once países de la región, también se sumó a las voces que exigen una investigación imparcial e independiente del hecho y planteó en un comunicado que el proceso debe realizarse con aval internacional.

Albán, de 56 años, fue detenido el viernes en el aeropuerto internacional de Caracas tras arribar procedente de Nueva York, según su abogado.

El 9 de octubre, el canciller español, Josep Borrell, convocó al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, para pedirle explicaciones por las extrañas circunstancias de la muerte de Albán mientras estaba detenido.

La autopsia, supervisada por la jefa de la División de Anatomía Patológica, Yanuacelys Cruz, determinó como causa de muerte: "traumatismo cráneo facial severo, shock hipovolémico secundario, traumatismo toraco-abdominal y pélvico cerrado por caída de altura". El partido al que pertenecía el concejal, Primero Justicia, asegura que se trata de un asesinato. El ataúd fue colocado en uno de los pasillos del Congreso donde decenas de opositores, entre ellos el excandidato presidencial Henrique Capriles, se concentraron para rendirle homenaje mientras realizaban una sesión especial para condenar la muerte del político.

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, llamó a quienes especulan sobre la muerte de Fernando Albán, a "guardar silencio y respeto". "Es la consecuencia directa del ascenso del terrorismo de Estado", indicó el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), una de las principales organizaciones humanitarias del país.

"No va a quedar impune su muerte", agregó el diputado, a quien Maduro acusa de formar parte de una trama para derrocarlo con la ayuda de Estados Unidos y Colombia.

A juicio del parlamentario "una persona puede morir físicamente y puede ser también asesinado moralmente y este tipo de dictaduras, de regímenes como el que vive Venezuela, su campo de batalla siempre es la mentira (...) y lo que buscan finalmente es aniquilar moralmente a la persona, físicamente a la persona, destruir cualquier vestigio de dignidad, pero se equivoca el régimen si piensa que con este tipo de cosas doblegan".

Venezuela solicitó además la extradición de algunos de los supuestos implicados, entre quienes está Borges, radicado desde hace meses en Bogotá.

Borges denunció en un video difundido en su cuenta de Twitter que, según informaciones que le proporcionaron funcionarios del Sebin, "el cuerpo de Albán fue lanzado sin vida".