La Voz Argentina 2018: cómo ver el programa online

Una mendocina sorprendió

Una mendocina sorprendió

Sin embargo, pocas historias llegaron el corazón de los telvidentes como lo hizo ayer Yanina Galeasi, una joven cordobesa que a pesar de su hipoacusia deslumbró con su voz, especialmente a Ricardo Montaner. Ella tiene 29 años, es hipoacúsica, y emocionó a todos después de cantar el tema Whithout you, de Mariah Carey, en La voz argentina por Telefé.

"Yo sé que Dios me dio esto para poder mostrarle al mundo que no hay discapacidad, que no hay cosas imposibles", manifestó la mujer, que después de su performance se estrechó en un gran abrazo con Ricardo Montaner.

Tal es el caso de Irving Diaz Escobar, un joven venezolano que llegó a Argentina hace varios meses y que se encuentra luchando para dar un mejor futuro a su vida y a su familia, no sin dejar de perseguir su sueño que es ser cantante.

Al darse cuenta, Montaner fue a darle un abrazo y a decirle unas hermosas palabras: "Si se hubieran dado vuelta todos, me hubiera perdido de esta oportunidad que tengo de darte este abrazo y de darte la bienvenida". Creo que además este programa está para mostrarle a la gente que se puede, ¿me entiendes? ¿Me estás leyendo los labios? "Sabés que estás dando una lección a toda la gente que te está viendo porque puedes superar cualquier cosa que puede parecer un impedimento", la elogió, mientras la abrazaba conmovido. Dios no quita dones, te los da, y a ti te regaló el don de la comunicación, te hace cantar como si fueras un ángel. Empecé a hablar a los cuatro y, además de tener hipoacusia, tengo osteoesclerosis, un problema de crecimiento de los huesos. Luego de ese momento, Yanina confesó que ya había elegido a Montaner de antemano: "Si se hubieran dado vuelta todos, yo igual te hubiera elegido a vos, porque era mi sueño". "Entonces yo creo que en el transcurso de esta competencia es mucho lo que tú le vas a enseñar al pueblo argentino", la halagó. "Bienvenida a La voz argentina".

Montaner, muy generoso, le propuso a Yanina que aproveche sus últimos minutos en la pista para dar un lindo mensaje: "Lo único que les puedo decir es que no tiren la toalla".