Fiscales retiran un cargo por crimen sexual contra Harvey Weinstein

Fiscales retiran un cargo por crimen sexual contra Harvey Weinstein

Fiscales retiran un cargo por crimen sexual contra Harvey Weinstein

De acuerdo con documentos de la corte, los fiscales del caso reconocieron inconsistencias en las declaraciones de Lucia Evans, una ejecutiva de mercadotecnia que aspiraba a ser actriz, quien acusó a Weinstein de forzarla en 2004 a realizarle sexo oral.

El cargo vinculado a su acusación, sin embargo, queda ahora fuera del caso, después de que la Fiscalía y el juez aceptasen hoy retirarlo a solicitud de la defensa.

La defensa de Weinstein trabajaba desde hace semanas para lograr que se desestimasen las acusaciones de una de las tres mujeres en las que se basa el caso, alegando que se habían ignorado pruebas exculpatorias, incluidos correos electrónicos que supuestamente demostraban que la relación había sido consentida.

En declaraciones a la prensa, el abogado del productor, Benjamin Brafman, insistió en que Evans mintió durante la investigación y aseguró que debería enfrentarse a la Justicia por haber cometido "perjurio".

Además, insistían en que Evans había mentido al gran jurado que aprobó los cargos y denunciaban supuestas malas prácticas de un detective que participó en la investigación.

El letrado acusó además a los fiscales de haberse precipitado y haber cedido a presiones para arrestar al productor de Hollywood y de solo haber investigado las acusaciones en profundidad a posteriori. "Cuando a uno se le vilipendia en los medios, hay prisa por juzgar, lo que es ofensivo para el concepto de justicia y debido proceso", insistió.

Según subrayó, todo lo ocurrido siembra dudas sobre el conjunto del proceso.

Lucia Evans, la denuncia de la actriz sobre Harvey Weinstein fue desestimada.

Más allá de esta resolución, Weinstein se enfrenta a cinco cargos criminales en Nueva York vinculados a las acusaciones de otras dos mujeres.

Carrie Goldberg dejó unas palabras después de la decisión de la fiscalía, afirmando que "no invalida la verdad" de lo que relató su clienta, abogando por una reforma del sistema de justicia. "La decisión de desestimar los cargos de asalto sexual de mi clienta no dice nada sobre la culpabilidad o inocencia de Weinstein, ni tampoco sobre la consistente alegación de Lucia de que fue atacada sexualmente por la fuerza de Harvey Weinstein", explicó. El exproductor de cine enfrenta aún otros cinco cargos, que incluyen incidentes de 2006 y 2013, incluyendo "agresión sexual depredadora", que conlleva una pena máxima de cadena perpetua. La próxima audiencia tendrá lugar el 20 de diciembre.

Weinstein, de 66 años y padre de cinco hijos, está en libertad tras pagar una fianza de un millón de dólares.

Meses después, el productor se entregó a las autoridades de Nueva York, que le acusaron de violación y abusos sexuales.