Encuentran narcotúnel con energía solar en frontera entre México y California

Narcotúnel opera con energía solar pasa de Mexicali a San Diego

Narcotúnel opera con energía solar pasa de Mexicali a San Diego

Todo indicaba que el corredor llegaba hasta el condado de San Diego, Estados Unidos, por lo que la PGR autorizó inspeccionar el túnel a los agentes estadounidenses de la Patrulla Fronteriza, del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos y de la Administración para el Control de Drogas (DEA).

Al estilo Chapo Guzmán, se construía un túnel en la frontera entre México y Estados Unidos -en la zona de Baja California y California- que contaba con ventilación y hasta paneles solares, en lo que supone ser un "narcotúnel" bastante equipado, en tiempos de la política de seguridad fronteriza llevada a cabo por Donald Trump. Por ejemplo, el narcotúnel cuenta con un sistema de iluminación que funciona nada más y nada menos que con energía solar -ya ven, se pusieron ecológicos-.

Tenía instalado un sistema de rieles que recorrían todo el túnel.

El 4 de octubre de 2018, HSI, DEA y los agentes de WCTIG de la Patrulla Fronteriza determinaron que el punto de entrada al túnel tenía un pozo de aproximadamente 31 pies de profundidad (9.4 metros), con una longitud total de 627 pies (191 metros), de los cuales 336 pies (102 metros) estaban dentro de EEUU.

Durante la exploración, las autoridades descubrieron que el tamaño del túnel en este lado de la frontera era de 91 centímetros (3 pies) de alto y unos 76 cm (2.5 pies) de ancho.

La Procurador General de la República (PGR) tomó el control del túnel y emitió una orden de registro.

Esto fue, se indicó, "para mapear y determinar si el túnel tenía un punto de salida en los Estados Unidos".

"Los agentes llegaron a un pozo de salida que subió aproximadamente 15 pies (4 metros) hacia la superficie, pero no rompió la superficie y no tenía un punto de salida", es decir, la estructura estaba en construcción.

Pero eso sólo es un detalle, porque la "obra" sorprendió a las autoridades de ambos países al notar los detalles con los que fue construida y hasta los elementos que la componen.

En enero de este año, la Patrulla Fronteriza del Sector de El Paso, Texas, descubrió otro túnel, luego de un derrumbe. También había dos sistemas de bomba de sumidero dentro del túnel para bombear el agua que se acumulaba en el túnel.