El FMI podría exigir un ajuste extra de 60.000 millones de pesos

Agentes del ejército de Indonesia vigilan en Denpasar los preparativos para la asamblea anual del FMI y del Banco Mundial

Agentes del ejército de Indonesia vigilan en Denpasar los preparativos para la asamblea anual del FMI y del Banco Mundial

En el capítulo argentino del reporte del FMI, sus técnicos señalaron que "después de haber crecido 2,9% en 2017, se espera que Argentina contraiga su PBI 2,6% en 2018". De este modo, la hiperinflación venezolana alcanzará en 2018 el 1.370.000% y se disparará al 10.000.000% el próximo año.

Sobre México, el subjefe de Investigación del FMI, Gian Maria Milesi Ferretti, explicó que la ligera reducción en su pronóstico de crecimiento se debe a datos débiles en el segundo trimestre del año.

El pronóstico del FMI para Colombia en 2019 aumentó en 0,3 puntos porcentuales frente al informe anterior, agregó el documento.

La nota negra del análisis de la región latinoamericana sigue siendo Venezuela, que vive una profunda crisis económica que se traducirá en una contracción del 18% para este año y del 5% para 2019, de acuerdo a los cálculos del FMI.

Sin embargo, para 2019 el informe "Perspectivas Económicas Globales" del FMI establece que República Dominicana acortará su crecimiento pasando de un 6.4% a un 5%.

Para la zona euro, el Fondo también degradó las perspectivas de expansión a 2% este año (-0,2 puntos), incluyendo a Alemania (+1,9%, -0,3 puntos) y Francia (+1,6%, -0,2 puntos), cuyas exportaciones están sufriendo la desaceleración económica de China.

Está agendado un encuentro con Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU., dependencia que semanas atrás marcó su visto bueno al nuevo programa con FMI, y con el ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire.

"En 2019, se prevé que las recientes medidas comerciales lastrarán la economía, particularmente en EEUU, donde las proyecciones se han recortado en dos décimas", advierte el FMI. El nuevo pronóstico para 2019 es 0,2% menos que el pronóstico previo del fondo, reflejando la ola de nuevos aranceles que han entrado en efecto desde entonces. El FMI aseguró en su informe que "la inflación aumentó en las economías emergentes y en desarrollo, en parte como consecuencia del traslado de las depreciaciones de las monedas". Su estimación es que, de pesar un 97,15% sobre el PIB a finales de este año, la deuda pública apenas baje al 92,5% en los próximos cinco años.

El FMI ve con preocupación una mayor intensificación de las tensiones comerciales, que podrían incrementar la incertidumbre, erosionar la confianza empresarial y de los mercados financieros, conducir a una mayor volatilidad financiera y, finalmente, frenar la inversión y el comercio, motores del crecimiento global. Asimismo, las economías de Bolivia, Chile y Paraguay anotarán un crecimiento a un ritmo importante de 4,3, 4 y 4,4%, respectivamente.

Por eso, llamó a los gobiernos a centrarse en políticas que puedan compartir más ampliamente los beneficios del crecimiento, ayudar a contrarrestar la creciente desconfianza de las instituciones y evitar "reacciones proteccionistas".