Iván Márquez reaparece con carta defendiendo a Venezuela

Iván Márquez

Iván Márquez

"Los colombianos debiéramos fijar en nuestra conciencia que Venezuela, la república bolivariana, no es un país agresor, sino un país agredido".

Para el exguerrillero, "es una vergüenza la diplomacia de guerra desplegada por la cancillería colombiana contra el país vecino (...) Lo que realmente quiere el Gobierno de Colombia es desatar una guerra fratricida, a todas luces irracional e irresponsable". Así comienza la misiva Márquez, para luego señalar que Venezuela, "a pesar de los agravios de los desagradecidos", sigue ayudando en la búsqueda de la paz.

¿Cómo vamos a olvidar tan rápido que Venezuela acogió solidariamente en su suelo a más de 5 millones de migrantes colombianos que empujados por las penurias económicas buscaban un mejor futuro para sus vidas? Y Caracas no armó ningún escándalo ni ejerció por ello presión internacional contra el gobierno de Bogotá. "Con toda seguridad a Duque no le gustaría que algún expresidente loco incitara al ejército colombiano a apuntar sus fusiles contra el Palacio de Nariño como descaradamente lo hace su jefe Uribe azuzando a los militares venezolanos al golpe de Estado contra el Palacio de Miraflores".

De otro lado Iván Márquez se mostró sorprendido con la protección que brinda Duque en Colombia a Julio Borges, presunto responsable del reciente atentado con drones contra el presidente de Venezuela, y añadió que "eso no es un mérito".

Márquez tildó de 'parlanchín' al embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, quien según él "habla de disuadir estratégicamente a Venezuela, de escudos y de obsolescencia en los Mirage de la Fuerza Aérea".

Iván Márquez tomó partido en el desencuentro binacional que se viene dando desde hace días entre Colombia y Venezuela. Concluye la carta señalando de "horrible" la injerencia de Colombia en los asuntos internos de Venezuela. A través de una carta difundida este miércoles el exjefe guerrillero salió por segunda vez a escena desde que hace más de un mes se fue de la zona de reincorporación de Caquetá sin dejar rastro de su paradero. La anterior fue conocida el pasado 2 de octubre, en la que, junto a Óscar Montero, conocido como el Paisa, criticó la implementación del acuerdo de paz.