El Papa comparó al aborto con la contratación de "sicarios" para matar

El Papa aseguró que abortar es como recurrir a “un asesino a sueldo”

El Papa aseguró que abortar es como recurrir a “un asesino a sueldo”

"Interrumpir un embarazo es como eliminar a alguien. ¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?", declaró el argentino en la explanada de San Pedro en un año con masivas movilizaciones y en el que el Congreso trató la ley por el aborto legal, seguro y gratuito.

"Todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida", planteó este miércoles el pontífice durante la audiencia general en la Plaza San Pedro.

"Es una mentalidad que llega a consentir incluso la supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de salvar otros presuntos derechos", criticó, en referencia a la práctica del aborto y los argumentos esgrimidos por sus defensores.

"¿Pero cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio?", preguntó, para agregar después: "¿Es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema? Acoger al otro desafía nuestro individualismo.

"¿Es justo contratar a un sicario para resolver un problema?", continuó, al tiempo que resaltó: "Eliminar a un ser humano es como contratar a un sicario para resolver un problema". No se puede, no es justo "deshacerse" de un ser humano, aunque sea pequeño para resolver un problema. Pensemos a la llegada de un niño enfermo.

Un niño enfermo es como todos los necesitados de la tierra, como un anciano que necesita ayuda, como tantos pobres que luchan por salir adelante: aquel, aquella que se presenta como un problema, es en realidad un don de Dios que puede sacarme del egocentrismo y hacerme crecer en el amor. "Sin embargo, lo que reciben son rápidos consejos para interrumpir el embarazo". El quinto mandamiento: "No matarás".

"Es bello esto: Dios es amante de la vida. La vida vulnerable nos indica el camino de salida, para salvarnos de una existencia volcada en uno mismo, y descubrir la alegría del amor". Los ídolos de este mundo: dinero, poder y éxito, son parámetros equivocados para valorar la vida. "No te minusvalores, no te desprecies con adicciones que te arruinen y te lleven a la muerte".