El cambio climático vuelve a convocar al mundo

Una tormenta en el mar

Una tormenta en el mar

El texto dice que limitar el calentamiento global a 1,5 ºC, barrera que se cree que se superará entre 2030 y 2052 a este ritmo, "requeriría cambios rápidos, de amplio alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad", desde consumo de energía a planificación urbana y terrestre y muchos más recortes de emisiones.

"Para 2100 la elevación del nivel del mar sería 10 centímetros inferior con un calentamiento global de 1,5 °C en vez de 2 °C". La probabilidad de un Océano Ártico libre de hielo marino en verano sería una vez por siglo con el calentamiento global de 1.5 grados centígrados, en comparación con al menos una vez cada década con 2 grados centígrados. Los arrecifes de coral disminuirían entre un 70% y un 90% con un calentamiento global de 1,5 °C, mientras que prácticamente todos ellos ( 99%) desaparecerían con un escenario de 2°C.

En la conferencia del cambio climático de la ONU en 2015, celebrada en París, los países del globo acordaron limitar el incremento de la temperatura a 1,5 grados.

"Limitar el calentamiento global a esa temperatura en lugar de 2 °C reduciría los impactos problemáticos en los ecosistemas, la salud humana y el bienestar, y facilitaría la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas", declara Priyardarshi Shukla, copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC.

Ese estudio, presentado hoy en Seúl, destaca la importancia de limitar la subida de temperaturas a 1,5 grados centígrados a final de siglo, tarea muy urgente y que requiere "cambios sin precedentes" a nivel social y global, para evitar una mayor extinción de especies o reducir la subida del nivel del mar. Dentro de las leyes de la física y la química, sí, según Jim Skea, otro miembro del Panel.

El Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) es el principal órgano internacional encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático, sus impactos y sus futuros riesgos potenciales, así como las posibles opciones de respuesta.

Ya se están produciendo fuertes sequías en muchas partes de la Tierra, así como lluvias extremas y los huracanes Harvey y Florencia que pasaron por Estados Unidos, son solo algunas de las consecuencias que se están dando por el cambio climático.

"La buena noticia es que algunos tipos de medidas que se necesitarían para limitar el calentamiento global a 1,5 °C ya se están llevando a cabo en todo el mundo, pero sería necesario acelerarlas", afirmó Valerie Masson-Delmotte, Copresidenta del Grupo de trabajo I.

Por ello, el Consejero Jefe de Cambio Climático de WWF, Stephen Cornelius, se ha mostrado satisfecho de que los gobiernos "hayan emitido comentarios y reflexiones positivas sobre la ciencia subyacente".

Alertó que el planeta alcanzará el umbral crucial de 1.5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales para el 2030.

A juicio del ecologista Antonio Chang, es "alarmante" que se aceleren estos procesos, debido a que las implicaciones del calentamiento global pueden ser pérdida de alimentos y viviendas. Algo que los investigadores confían que ocurrirá, dando lugar a importantes cambios climáticos: subida del nivel del mar, luvias torrenciales, sequías, elevadas temperaturas y veranos encendidos.

Este último informe le valió al IPCC la concesión del Premio Nobel de la Paz.

Añadió que este tema tiene muchas implicaciones y prueba de ellos es que muchos países del mundo no tienen acceso a fondos de donación como Honduras, los cuales podrían servir para reconstruir el puente de Apacilagua y Orocuina, sur del país.