Boston elimina a NY y va a la Serie de Campeonato

J.D. Martínez es felicitado tras anotar a los Yankees

J.D. Martínez es felicitado tras anotar a los Yankees

La rivalidad más grande de los deportes profesionales de Estados Unidos vivió un dramático nuevo capítulo, cuando con susto al final los Medias Rojas de Boston se impusieron 4 carreras contra 3 a los Yanquis de Nueva York para sentenciar la Serie Divisional y avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, donde se medirán a los monarcas vigentes Astros de Houston.

Boston se enfrentará en la Serie de Campeonato de la Liga Americana a los campeones vigentes Astros de Houston; en la Liga Nacional la final la disputarán Dodgers de Los Ángeles y Cerveceros de Milwaukee.

Este martes Medias Rojas podría finiquitar la serie con Rick Porcello como abridor ante CC Sabathia.

En la lomita abridor, el serpentinero victorioso fue Rick Porcello quién destacó con cinco entradas completas recibiendo solamente cuatro indiscutibles y una rayita, propinando una sola receta. El derecho tenía 0-4 en cuatro aperturas (12 apariciones) previas.

Haciendo su aparición #24 (23 salidas) en playoffs, líder entre los pitchers activos, Sabathia llenó las bases en el primer inning, pero un largo batazo del intermedista Ian Kinsler por el jardín izquierdo fue atrapado por Brett Gardner cerca de la verja para acabar con la amenaza. Aunque resultó ileso, el zurdo de 38 años tuvo que tirar 35 pitcheos en dos episodios.

Los patirrojos tomaron la delantera 1-0 en el tercer inning por "des ball" a Andrew Benintendi, sencillo de Steve Pearce y elevado de sacrificio del cubano J.D. Martínez. Boston se detuvo, pero los Yanquis solo cobraron vida en el cierre del noveno contra Kimbrel marcando dos carreras y aproximándose 4-3, antes de terminar con el suspenso al fallar Torres con dos circulando.

Boston maltrató a un ineficaz Luis Severino y silenció a una multitud de Yankee Stadium que se vació rápidamente en una noche donde el manager novato de los Medias Rojas, Alex Cora, hizo todos los movimientos correctos.

Con el marcador a su favor por 4-1, Boston se confió demasiado en la parte baja de la novena, ya que permitió que Yanquis se acercara con mucho peligro en la pizarra a 4-3, sin embargo, el taponero Kimbrel (2) se fajó muy bien para mantener la victoria roja.

Con la casa llena, el cerrador logró un ponche clave sobre Stanton y, pese a que golpeó a Neil Walker y con ello llegó a home Aaron Judge, obligó a elevar a Sánchez al izquierdo (anotando con el sacrificio Didi Gregorius) y luego dominó a Gleyber Torres con rola a tercera.