May pide unidad a partido ante negociaciones ‘más duras’ del Brexit

Scarff  AFP

Scarff AFP

Se preveía la primera ministra británica, Theresa May, adoptara este miércoles un tono optimista en su discurso durante el congreso anual del Partido Conservador, pero seguramente pocos se esperaban que la premier lo llevara hasta el extremo de entrar en el escenario bailando el tema de Dancing Queen de ABBA a su particular estilo.

El toque de humor de May inyectó algo de energía al sobrio congreso del partido gobernante, sumido en divisiones internas e inmerso en complicadas negociaciones con Bruselas para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En la conferencia anual del Partido Conservador en la ciudad inglesa de Birmingham, la primera ministra defendió su estrategia, conocida como el Plan de Chequers, y reiteró que cumplirá con el resultado del referéndum de 2016.

El exministro de Relaciones Exteriores evitó sin embargo todo ataque directo a May y al final de su discurso llamó incluso a "apoyar" sus objetivos iniciales en materia de Brexit: "retomar el control" de las leyes británicas y negociar acuerdos de libre comercio con otros países.

"Nadie quiere un buen acuerdo tanto como yo pero eso no significa un acuerdo a cualquier coste; el Reino Unido no tiene miedo a marcharse sin un pacto si es preciso", señaló en Birmingham.

"Si vamos todos en direcciones diferentes en busca de nuestra propia visión de un Brexit perfecto, nos arriesgamos a terminar sin Brexit de ningún tipo", afirmó en clara referencia a los legisladores euroescépticos que han publicado su plan alternativo para dejar la UE. "Y hay otra razón por la que necesitamos unirnos". Más adelante aseguró que no aceptará un mal acuerdo con Bruselas y que de ser así prefiere irse sin ningún acuerdo.

Y aunque últimamente se le ha visto con una postura fuerte por cuenta del revés que tuvo su propuesta para el Brexit en el consejo europeo, May mostró júbilo en el evento y antes de su intervención, intentó acompañar su entrada al escenario con tímidos pasos de baile. Está previsto que el "brexit" sea abordado este mes en la cumbre europea, aunque se espera que las negociaciones sobre un eventual acuerdo se prolonguen hasta el próximo noviembre.

Dijo que un segundo referéndum sería el voto de los políticos, pidiendo un resultado diferente.