El exjefe de campaña de Trump se declarará culpable de conspiración

Paul Manafort, exjefe de campaña de Donald Trump, se declara culpable de dos delitos de conspiración como parte de un acuerdo con la fiscalía, uno de conspiración contra Estados Unidos y otro de conspiración para obstruir a la justicia.

Manafort fue declarado culpable el mes pasado de ocho delitos financieros, en un juicio separado en Virginia, en la primera victoria judicial de la pesquisa del fiscal especial sobre colaboradores del mandatario.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que la decisión de Manafort de cooperar con Mueller no tiene ninguna relación con el presidente.

Los siete cargos que pesaban sobre Manafort fueron reducidos a solo dos, según la información enviada el viernes a la corte por el fiscal especial Robert Mueller.

Trump no dijo absolutamente nada sobre el acuerdo de cooperación de Manafort, y su abogado, el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, mantuvo la estrategia oficial de marcar distancias.

Mueller también obtuvo un cooperador clave en Manafort, quien participó en una reunión en la Torre Trump en junio de 2016 con un abogado ruso que Donald Trump Jr. recibió a pesar de que fue descrito como parte de un intento del gobierno ruso para ayudar en la campaña de su padre.

El Dato: En torno a las acusaciones pendientes contra Manafort, autoridades prevén que enfrente una pena de entre 7 y 10 años de prisión, por evasión fiscal y fraude.

Estos cargos no están relacionados con el Rusiagate peeeero la Fiscalía Especial le siguió el rastro a Manafort mediante una orden que le permitió investigar cualquier delito que encontraran, mientras le echaban un ojo al equipo de Trump.

El acuerdo permite a Manafort, quien fue declarado culpable de fraude tributario y bancario por un tribunal federal en Virginia, evitar un segundo juicio en el Distrito de Columbia. En el juicio, los fiscales mostraron cómo Manafort trabajó para los ucranianos pro-rusos y canalizaron millones de dólares en ingresos a través de cuentas chipriotas.

Sin embargo, su "cooperación plena" con el FBI es importante porque, como expresidente de la campaña presidencial de Trump durante cinco meses, seguramente será interrogado sobre todo lo que sabe de los contactos de la campaña con autoridades de Rusia en 2016.