Destrozos, inundaciones y al menos 7 víctimas fatales — Huracán Florence

Los negocios protegieron sus ventanas y puertas ante el impacto de la tormenta más fuerte

Los negocios protegieron sus ventanas y puertas ante el impacto de la tormenta más fuerte

Para las 11:00 p.m de viernes, ya la tormenta tropical se encontraba a unas 15 millas (20 kilómetros) de Myrtle Beach, Carolina del Sur.

Una mujer y un bebé fallecieron cuando un árbol cayó sobre una casa, de acuerdo con un tuit de la policía de Wilmington. Por su parte, el padre y marido de ambos fue trasladado con lesiones al New Hanover Regional Medical Center.

El director del servicio de emergencias de Lenoir, Roger Dail, ha señalado que de las dos víctimas mortales del condado, una de ellas murió cuando intentaba conectar dos cables de extensión bajo la lluvia y otra al ser arrastrado por los fuertes vientos cuando intentaba controlar a sus perros. Medios locales informaron que en el mismo lugar apareció muerto un hombre de 77 años junto a su vivienda en Kinston.

BREAKING: "Life-threatening" Hurricane Florence makes landfall near Wrightsville Beach, North Carolina, NHC says.

Aunque fue rebajado de la categoría de huracán a tormenta tropical horas después de llegar al continente, Florence descargó ya más de 60 centímetros de agua en algunas localidades, y los meteorólogos advirtieron que las lluvias torrenciales podrían arrojar hasta un metro y ocasionar fuertes inundaciones tierra adentro en los próximos días, superando incluso los récords del huracán Hugo en 1989.

Frente a esta situación y las probables inundaciones que sobrevendrán, 9.700 efectivos de la Guardia Nacional y civiles fueron desplegados para asistencia humanitaria.

Aunque los reportes del Centro Nacional de Huracanes (NHC) indican que Florence pasó de ser categoría dos a uno en las últimas horas de este jueves, los expertos insisten en que aún es una potencial amenaza para la costa oriental de Estados Unidos.

El huracán "Florence" ya comenzó a hacer daño y dejó a más de 68.000 personas sin servicio de electricidad y varias inundaciones antes de tocar tierra en Carolina del Norte, uno de los tres estados de Estados Unidos a los que llegaría con su máxima potencia en la jornada de hoy, confirmaron autoridades locales. Los números podrían haber sido mucho peores, pero a lo largo de los últimos días ya habían abandonado sus hogares más de un millón de personas.

El sistema tropical tocó tierra en la mañana de viernes, con vientos máximos sostenidos de 150 km/h impactó en la costa de Carolina del Norte.

El nuevo fallecimiento se suma a otras cuatro muertes en Carolina del Norte, todas relacionadas con Florence.

"La tormenta está causando estragos", dijo Cooper, señalando que 680.000 abonados estaban sin electricidad en Carolina del Norte, que tiene una población de 10 millones. "Es una bestia no invitada que no quiere irse", dijo.

Trump aprueba ayuda para Carolina del Norte tras "Florence " Tras el paso devastador de "Florence", el presidente Donald Trump emitió una declaración de desastre para Carolina del Norte y pondrá fondos federal a disposición de la gente en los condados de Beaufort, Brunswick, Carteret, Craven, New Hanover, Onslow, Pamlico y Pender, informó la Casa Blanca el sábado.