Crearon a su nieto "heredero" con el esperma de su hijo muerto

Es correcto? padres congelaron el esperma de su hijo luego de que muriera en un accidente y decidieron “encargar” un nieto por fecundación in vitro

Es correcto? padres congelaron el esperma de su hijo luego de que muriera en un accidente y decidieron “encargar” un nieto por fecundación in vitro

Según informó este medio, la pareja estaba destrozada después del trágico accidente, por lo que tomaron esta decisión dos días después de que su hijo fue encontrado sin vida.

La noticia que dio a conocer el Mail on Sunday generó conmoción en el Reino Unido y también mucha controversia.

Actualmente el niño tiene tres años y vive con sus abuelos en Reino Unido, pero estos podrían enfrentarse a graves cargos por saltarse las leyes del país que prohíben la extracción y el uso, en este caso, del esperma sin un previo consentimiento formal por parte del fallecido. Contaron para ello con la ayuda de un urólogo.

Luego del nacimiento los abuelos regresaron con su nieto al Reino Unido, donde fueron reconocidos legalmente como padres del nene. El proceso habría costado cerca de110.000 euros.

El hijo único de una pareja británica murió en un trágico accidente de tránsito, pero ellos querían ser abuelos de cualquier forma. Ellos desesperadamente querían un heredero y un nieto.

El médico David Smotrich fue el encargado de realizar la fecundación in vitro en la clínica La Jolla IVF, de San Diego, California, y aseguró que desconocía que los padres no contaban con al autorización de su hijo para realizar la gestación.

A partir del semen obtenido post mortem se crearon cuatro embriones para que el matrimonio pudiera elegir uno. "Yo lo habré hecho unas cinco veces", explicó.

Fue la madre del joven fallecido la que específicamente indicó las características que debía tener la mujer que condujera a buen puerto el embarazo, que se logró con un óvulo donado. Según la asistente del especialista que la atendió, "fue un matrimonio entre la ciencia y el alma".

Ya con la muestra en mano, contemplaron también la donante del óvulo y del vientre, pues tenía que ser como ellos se imaginaron que sería la posible esposa de su hijo tanto en el aspecto físico e intelectual.