Al menos cinco muertos deja paso de Florence por Carolina del Norte

En vivo: así avanza el huracán Florence

En vivo: así avanza el huracán Florence

"Esperamos varios días más de lluvia", dijo en tanto el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper.

Meteorólogos afirman que la embestida durará horas y seguirá extrayendo energía del océano.

El huracán Florence desplegó su furia en la costa atlántica de Estados Unidos, con fuertes vientos y lluvias torrenciales que dejaban varios muertos y "catastróficas" inundaciones con cientos de personas atrapadas que equipos de rescate buscaban socorrer.

A pesar de que "Florence se debilita lentamente a medida que entra en el este de Carolina del Sur", según el Centro Nacional de Huracanes, se esperaba que las precipitaciones continuaran "causando inundaciones catastróficas y grandes, y prolongadas inundaciones en los ríos".

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme.

Al menos siete personas perdieron la vida tras la llegada del huracán Florenca a Carolina del Norte, EEUU, informó la cadena CNN. Con las crecidas de los ríos alcanzando niveles históricos, las autoridades han ordenado el desalojo de miles de personas por temor a que en los próximos días se registre la etapa más destructiva a causa de una inundación en la historia de Carolina del Norte.

Otro hombre de la misma localidad, pero de 77 años, murió arrasado por el viento cuando salió de su hogar para chequear cómo estaban sus perros de caza.

Operativo. En ese marco, se desplegaron rescatistas voluntarios, como los de la organización Cajun Navy, que se trasladaron desde el estado de Luisiana, dado que prevén que Florence arroje 68 billones de litros de lluvia en una semana en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Georgia, Tennessee, Kentucky y Maryland.

Se espera que este sábado el ciclón se degrade todavía más y se convierta en depresión tropical, al tiempo que tome rumbo al norte y alcance Ohio el próximo lunes, indicó el CNH.

El de Burgaw es un ejemplo de las numerosas operaciones de rescate registrada en una región en la que aumentan el número de avisos por posibles riadas, las zonas bajo orden de evacuación y carreteras inundadas o cortadas por los árboles caídos.

La quinta víctima fue una mujer que llamó al 911 desde su casa en el condado de Pender.

Funcionarios en New Bern, una ciudad de principios del siglo XVIII, dijeron que más de 100 personas fueron rescatadas de las inundaciones, aunque entre 65 y 75 personas aún esperaban el sábado por ayuda de las autoridades.

Alrededor de 10 millones de personas podrían verse afectadas por la tormenta que, hasta el momento, ha obligado a alojar a más de 22 mil 600 personas en 150 refugios en todo el estado, incluidas escuelas, iglesias y el estadio de baloncesto de la Universidad Wake Forest. Más de 800.000 hogares no tenían electricidad el sábado por la mañana, según los Servicios de Administración de Emergencias de Carolina del Norte.

La Casa Blanca dijo el viernes que el presidente Donald Trump habló con autoridades estatales y locales, asegurándoles que el gobierno federal está listo para ayudar.