Paul Manafort acuerda cooperar con investigación de Mueller

Agencias internacionales difundieron que llegó a un acuerdo Paul Manafort con la fiscalía para declararse culpable de dos cargos criminales por conspiración contra Estados Unidos y conspiración para obstruir la justicia.

El fiscal Andrew Weissmann, alto representante del fiscal especial Robert Mueller, calificó el acuerdo de culpabilidad de Manafort como un acuerdo de cooperación durante una audiencia a las 11 a.m. en el tribunal federal en Washington.

"Esto no tuvo absolutamente nada que ver con el presidente o su victoriosa campaña presidencial de 2016", dijo la vocera presidencial, Sarah Sanders, en lo que fue la primera reacción oficial al "giro" de Manafort. Manafort tendrá derecho a un abogado, según explicó la jueza Berman. Manafort enfrenta una pena de entre 7 y 10 años en prisión por ese caso.

Manafort, de 69 años, está en espera de conocer la sentencia por ocho delitos de fraude después de que el mes pasado fuera declarado culpable de haber ocultado al fisco 16 millones de dólares ganados como asesor del gobierno ucraniano del prorruso Victor Yanukovich.

Estos nuevos acontecimientos podrían ser el próximo padecimiento del presidente Donald Trump ya que fue él mismo quien elogio a Manafort por no incluir acuerdos con la fiscalía, contrario a Michael Cohen, hoy exabogado del Presidencíal. Minutes later, they put out a new statement that said simply: "the President did nothing wrong".

Manafort fue fundamental para que el presidente Donald Trump obtuviera la nominación del Partido Republicano en 2016 y sirvió en su campaña hasta agosto de ese año.

Sin embargo, su "cooperación plena" con el FBI es importante porque, como expresidente de la campaña presidencial de Trump durante cinco meses, seguramente será interrogado sobre todo lo que sabe de los contactos de la campaña con autoridades de Rusia en 2016.

La columna de opinión está firmada también por Paul Rosenweig, analista del "Instituto Calle R", una organización de investigaciones políticas, y miembro del equipo de fiscales a cargo de Kenneth Starr en el caso "Whitewater" contra el entonces presidente Bill Clinton, en la década de 1990.