Filipinas moviliza $30 millones para respuesta por el tifón Manghkut

Florence Huracán

Florence Huracán

El gobernador de Cagayan, Manuel Mamba, dijo a The Associated Press por teléfono que las evacuaciones de los residentes de las amenazadas zonas costeras y municipios insulares del norte de la provincia habían comenzado y que se cancelaron las clases a todos los niveles. La última vez nuestra casa quedó destruida a medias.

Con categoría 5, Mangkhut, bautizado Ompong en Filipinas, se ha fortalecido en las últimas horas y se mueve con vientos de 200 kilómetros por hora, con rachas que alcanzan los 245 kilómetros hora, según el servicio meteorológico filipino (PAGASA).

Según los pronósticos, Mangkhut se desplazará hacia el norte y podría tocar tierra en las provincias de Isabela, Cagayan y Batanes, en el extremo más septentrional de Filipinas, entre el viernes y el sábado.

Un meteorólogo señala cómo se ve el supertifón.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, se reunirá esta tarde de nuevo con el centro de mando del Centro Nacional de Reducción de Desastres (Ndrrmc) para revisar la respuesta conjunta de todas las agencias gubernamentales.

Al menos cuatro millones de personas están en la trayectoria directa de Mangkhut, que luego se dirigirá hacia el sur de China, incluido el territorio semiautónomo de Hong Kong.

Desde el Gobierno filipino han asegurado estar preparados y han movilizado 30 millones de dólares (unos 27 millones de euros) para la respuesta de emergencia.

"Estamos muy asustados. Dicen que el tifón es muy violento", afirmó Delaila Pasion, quien abandonó su vivienda.

Las autoridades temen particularmente las inundaciones y los deslizamientos de terreno.

Mangkhut se desplaza a una velocidad de 25 kilómetros por hora, con vientos sostenidos de 209 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 263 kilómetros por hora, y a mediodía se encontraba a unos 800 kilómetros de Hengchun, la punta más meridional de la isla, informó el centro. Las pequeños pueblos de pescadores son muy vulnerables también a los vientos violentos y a las enormes olas que se abaten sobre la costa.

Cada año el archipiélago filipino soporta una veintena de tifones que suelen causar centenares de muertes y agravan las situaciones de pobreza.

Tifón en Filipinas. El tifón Mangkhut, el más poderoso de la temporada, azotará mañana la costa nororiental de Filipinas, donde ya han sido evacuadas más de 9.000 personas ante los posibles estragos que dejará a su paso, que se comparan con los que causó el devastador Haiyan en 2013. Inmensas olas similares a las de un tsunami arrasaron todo a su paso. Hubo más de 7.350 muertos o desaparecidos y 4 millones de personas se quedaron sin techo.