En México hay más de 24 millones de personas con obesidad

50 millones de niños no pesan lo suficiente respecto a su altura

50 millones de niños no pesan lo suficiente respecto a su altura

Uno de cada 100 menores de 5 años en América Latina y el Caribe presenta este cuadro.

Visto por regiones, la situación está empeorando en América del Sur y en la mayoría de las regiones de África, mientras que la tendencia decreciente de la subalimentación que caracterizaba a Asia parece estar bajando de forma significativa.

Por si fuera poco, el informe señala que la obesidad en adultos sigue en aumento.

La variabilidad climática y los fenómenos meteorológicos extremos tales como sequías e inundaciones constituyen factores que se encuentran detrás de este retroceso, al igual que los conflictos y las crisis económicas.

Según el documento, Estados Unidos es el país con el mayor número de personas con esa condición, al registrar 93.8 millones; seguido de China con 72.9; Brasil con 33.1; India, 31.8; Rusia, 29.3, y México con 24.3.

Los datos reflejan un aumento progresivo del número de personas afectadas por la subalimentación (carencia crónica de alimentos) desde 2015 y, según las últimas proyecciones, el incremento en casi 17 millones de hambrientos entre 2016 y 2017. La naturaleza de las temporadas de lluvia también está cambiando, con el inicio tardío o temprano de las precipitaciones y su distribución desigual dentro de la propia temporada.

Si a esto se le vincula que 32.8 por ciento de las mujeres en el mundo en edad reproductiva padecen anemia y que 40.7 por ciento de lactantes menores de seis meses fueron alimentados exclusivamente con leche materna, la posibilidades del llamado "arranque (de la vida) parejo" son cada día más lejanas.

Entre las consecuencias de la mal alimentación más de 150 millones de niños menores de cinco años padecen de retraso del crecimiento y bajo peso.

"Los signos alarmantes de aumento de la inseguridad alimentaria y los elevados niveles de diferentes formas de malnutrición son una clara advertencia de que hay mucho trabajo por hacer para asegurarnos de no dejar a nadie atrás en el camino para lograr los objetivos de los ODS en materia de seguridad alimentaria y una mejor nutrición", advierten en su prólogo conjunto al informe los responsables de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según esta medición, la inseguridad alimentaria grave en 2017 es más alta que en 2014 en todas las regiones, excepto América del Norte y Europa, con aumentos notables en África y América Latina.

Según el reporte, la obesidad entre adultos ha empeorado principalmente en Norteamérica y afecta a una de cada ocho personas en el planeta.

"La falta de acceso a alimentos nutritivos debido a su mayor costo, el estrés de vivir con inseguridad alimentaria y las adaptaciones fisiológicas a la privación de alimentos ayudan a explicar por qué las familias con inseguridad alimentaria pueden tener un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad", anotó.

Al mismo tiempo, añadió, debe hacerse un cambio sostenible hacia la agricultura atenta a la nutrición y sistemas alimentarios que puedan proporcionar alimentos inocuos y de calidad para todos.

Sobre las soluciones necesarias, el informe subraya que 'exigen asociaciones más estrechas y financiación plurianual en gran escala para programas integrados de reducción y gestión de riesgos de catástrofes y adaptación al cambio climático con perspectivas a corto, a medio y a largo plazo'.