Declara 'epidemia' por uso de cigarrillos electrónicos entre jóvenes

Tras años de sostenida reducción en el consumo de tabaco entre los jóvenes en Estados Unidos la irrupción de los cigarrillos electrónicos ha provocado un repunte en el consumo

Tras años de sostenida reducción en el consumo de tabaco entre los jóvenes en Estados Unidos la irrupción de los cigarrillos electrónicos ha provocado un repunte en el consumo

Las autoridades norteamericanas indicaron el miércoles que están considerando la prohibición inmediata de los cigarros electrónicos con sabores, después de que el jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advirtiera sobre una "epidemia" entre los jóvenes.

La agencia estadounidense dio a las cinco marcas de cigarrillos electrónicos más vendidas, Juul Labs Inc., Vuse, MarkTen XL, Blu y Logic 60 días para proporcionar planes sobre cómo mitigarán las ventas a menores. De igual manera aseguró que emprenderán acciones dirigidas a impedir la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad en las tiendas. Se trata de acciones que, según Gottlieb, constituyen el mayor esfuerzo coordinado de la agencia en su historia.

En un discurso en la sede de la FDA, el comisionado Scott Gottlieb dijo que la agencia también revisará las norman que rigen la extensión de plazos para que los fabricantes de cigarrillos electrónicos con sabor presenten sus respectivas solicitudes de comercialización. Se espera que los datos se publiquen en los próximos meses. Según The Washington Post, los datos preliminares provienen de la Encuesta Nacional sobre el Tabaco entre los Jóvenes, y muestran un aumento del 75% del uso de cigarrillos electrónicos entre los estudiantes de secundaria en 2018 en comparación con 2017.

"La preocupante y acelerada trayectoria del uso que estamos viendo en la juventud, y el consecuente camino hacia la adicción, deben terminar". Así, ordenaron a los fabricantes revertir la tendencia o arriesgarse a que sus productos sean retirados del mercado. Los cigarrillos electrónicos Juul tienen un diseño muy elegante - parecen lápices USB estirado - y son tan populares que su nombre se ha convertido en un verbo: los Estados Unidos a juul significa precisamente utilizando un cigarrillo electrónico, que es similar a " svapare " que pasan a escuchar en Italia.

La FDA dijo que sigue comprometida a explorar los cigarrillos electrónicos como una alternativa menos perjudicial para los fumadores adultos, pero Gottlieb agregó que "esa labor no puede realizarse a costa de los chicos".

Dijo que la medida de la FDA podría "representar un punto de inflexión fundamental" si la agencia requiere que "todos estos productos se sometan a una revisión previa al mercado ahora, no dentro de cuatro años".

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos alimentados por baterías que calientan un líquido con nicotina convirtiéndolo en vapor para inhalar.

Tras años de sostenida reducción en el consumo de tabaco entre los jóvenes en Estados Unidos, la irrupción de los cigarrillos electrónicos ha provocado un repunte en el consumo y abierto el rango de negocio para la industria tabacalera.

Muchos usan líquidos con sabor a fruta que los críticos dicen que atraen a los niños y corren el riesgo de convertirlos en adictos a la nicotina.