Despegó la sonda solar de la NASA

Despegue de la sonda Parker

Despegue de la sonda Parker

La sonda pretende recoger información lo más cerca del Sol de lo que ninguna otra astronave lo ha hecho hasta ahora. La sonda ha despegado de Cabo Cañaveral gracias a la ayuda del Delta IV-Heavy, un cohete que la pondrá de camino al astro rey.

Además, la sonda alcanzará los 700 mil kilómetros por hora, la mayor velocidad que hasta ahora ha desarrollado cualquier otra nave construida por el hombre.

Los promotores de esta misión consideran que revolucionará la comprensión de nuestra estrella, cuyas condiciones cambiantes se propagan al resto del sistema solar, afectando también a la Tierra. El objetivo principal de la misión es revelar cómo la energía y el calor se mueven a través de la corona y qué acelera el viento solar.

Desde hace más de 60 años los científicos han soñado con construir una máquina de este tipo, sin embargo, la tecnología de hoy es la que ha permitido fabricar el escudo necesario para que la nave resista.

La sonda, de pequeñas dimensiones (65 kilos y 3 metros de altura), llegará a una distancia de 6 millones de kilómetros del Sol, lo que equivale a 4 centímetros de él si la Tierra estuviera a un metro del Sol.

Según la NASA, PSP llevará cuatro grupos de instrumentos diseñados para estudiar campos magnéticos, plasma y partículas energéticas e imaginar el viento solar.

Asimismo, añadió, que se empleará una combinación de mediciones in situ e imágenes para aumentar el conocimiento de la corona y el origen y evolución de la corriente de partículas cargadas liberadas desde la atmósfera superior del Sol.

Parker Solar Probe es parte del programa Living With a Star de la NASA destinado a explorar el sistema Sol-Tierra bajo la dirección del Goddard Space Flight Center.

Respecto al nombre de la misión, es un homenaje al veterano astrofísico estadounidense Eugene N. Parker, que ha teorizado sobre el viento solar y cómo -a través de nanoflares o explosiones solares- se podría explicar el hecho de que la corona o atmósfera del Sol esté más caliente que su superficie. A sus 91 años confía en que los resultados de Parker Solar Probe ayuden a resolver este y otros misterios de nuestra estrella.