Niños secuestrados en Nuevo México eran entrenados para disparar contra escuelas


Niños secuestrados en Nuevo México eran entrenados para disparar contra escuelas

Los niños estaban viviendo en un remolque en medio del desierto de Nuevo México cerca de la localidad de Amalia

Los niños estaban viviendo en un remolque en medio del desierto de Nuevo México cerca de la localidad de Amalia

Al menos uno de los niños secuestrados en el campamento descubierto la semana pasada en Nuevo México estaba siendo entrenado para usar armas de fuego para llevar a cabo "futuros tiroteos en escuelas", indicó este miércoles la fiscalía.

Entre los 11 niños liberados, se halló el cadáver de uno, y sus edades comprenden entre 1 y 15 años.

Los 11 niños que fueron rescatados en condiciones insalubres fueron entrenados para hacer perpetrar tiroteos en escuelas según la investigación de la Policía de Nuevo México. Las mujeres son presumiblemente las madres de los 11 niños que vivían allí y actualmente se encuentran en prisión sin fianza a la espera de declarar ante el juez.

Wahhaj fue arrestado inicialmente sobre la base de una orden judicial de Georgia que lo relacionaba con la desaparición de su hijo de 3 años en diciembre del año pasado.

La redada era para encontrar al niño que se cree es el mismo que luego apareció muerto, Abdul-Ghani Wahhaj.

Wahhaj y los otros adultos están bajo investigación por la muerte del niño y bajo la sospecha de entrenar a los niños en el uso de armas para avanzar en una "conspiración para cometer tiroteos escolares", de acuerdo con las presentaciones ante el tribunal. Los documentos no ofrecieron ni más detalles, ni evidencia de dicho entrenamiento.

El complejo subterráneo, construido a partir de una casa rodante cubierta de plástico, contenía vidrios rotos, pedazos de madera peligrosos y había fugas de gas propano, según una demanda penal. Su padre y otro hombre armado tenían secuestrados a 11 menores.

Ramzi no ha sido acusada en el caso.

Los otros acusados fueron identificados como Lucas Morton, 40; Jany Leveille, 35; Hujrah Wahhaj, 38, y Subhanah Wahhaj, 35.

La policía acusa a Wahhaj de ser el líder del extraño grupo. Sugirió que los niños que estaban con los adultos eran sus nietos. Tampoco lo hizo la oficina de la Defensoría pública en el Condado de Taos.

Se presume que Wahhaj sea el padre de un niño de cuatro años, que fue encontrado muerto en ese mismo campamento el lunes de noche y que había sido reportado como perdido por su madre en diciembre pasado. Sheriff dijo que: "Teníamos una idea de dónde buscar al niño".

Abdul sufría de convulsiones y tenía retrasos cognitivos y de desarrollo, y Siraj Wahhaj había manifestado que quería hacerle un exorcismo porque consideraba que su discapacidad se debía a un demonio.

Sin electricidad, rodeados de basura y con escasez de agua y comida, así fueron encontrados el pasado viernes 11 niños en el condado de Taos, Nuevo México (EE.UU.), en un campamento rodeado de neumáticos cerca de la pequeña localidad de Amalia, en medio del desiert, según lavanguardia.