¿Qué tan cierto es que estamos parados sobre billones de diamantes?


¿Qué tan cierto es que estamos parados sobre billones de diamantes?

En el estudio los científicos estiman que las raíces cratónicas pueden contener de 1 a 2 por ciento de diamantes

En el estudio los científicos estiman que las raíces cratónicas pueden contener de 1 a 2 por ciento de diamantes

A pesar de ello, no conviene hacerse demasiadas ilusiones: este auténtico tesoro está enterrado a más de 160 km por debajo de la superficie, una profundidad mucho mayor que la alcanzada por cualquier expedición de perforación de cuantas se han llevado a cabo hasta ahora.

Estos son "los más antiguos e inmóviles sectores de rocas que están por debajo de la parte central de muchas placas tectónicas continentales", explicó el MIT en un comunicado.

El estudio, recién publicado en la revista Geochemistry, Geophysics, Geosystems, estima que entre un 1 y un 2 por ciento de los cratones podrían estar hechos de diamante puro.

Utilizando simulaciones informáticas, han creado rocas virtuales utilizando todo tipo de rocas y materiales que hay en el interior de la Tierra, hasta encontrar una composición de las raíces de cratón que encaje con la velocidad de las ondas de sonido capturadas por los sismógrafos. Luego el equipo calculó qué tan rápido viajarían las ondas sonoras a través de cada roca virtual, y encontró solo un tipo de roca que produjo las mismas velocidades que los sismólogos midieron: una que contiene 1 a 2 por ciento de diamantes, además de peridotita (la roca predominante tipo de manto superior de la Tierra) y cantidades menores de eclogita (que representa la corteza oceánica subducida). Se sabe que los cratones son más fríos y menos densos que el manto que los rodea, lo que a su vez produce ondas de sonido ligeramente más rápidas, pero no tan rápido como lo que se ha medido.

En su nuevo estudio, los científicos estiman que las raíces cratónicas pueden contener entre un 1 y un 2% de diamantes. Este escenario representa al menos 1,000 veces más diamantes de lo que las personas esperaban anteriormente, informó el MIT.

Sin embargo hoy en día es casi imposible sacar los diamantes, porque a donde más ha bajado el hombre son 12 kilómetros. "Una de sus propiedades especiales es que la velocidad del sonido en el diamante es más del doble que en el mineral dominante en las rocas del manto superior, el olivino".

Los investigadores descubrieron que el único tipo de roca que coincidía con la velocidad detectada era un tipo de roca que incluye en su composición de uno a dos por ciento de diamante. Esta pequeña fracción de diamante tampoco alteraría la densidad total de un cratón, que es menos denso que el manto circundante.

En cierto modo, Faul dice que las raíces cratónicas hechas en parte de diamante tienen sentido.

Faul explicó que los cratones "son como pedazos de madera, flotando en el agua". Los cratones son un poco menos densos de lo que hay a su alrededor, por lo que no se hunden hasta las profundidades de la Tierra, sino que permanecen flotando en la superficie. Así es como conservan las rocas más antiguas.

Los diamantes están compuestos de carbón y formados bajo una alta presión y temperaturas extremas, en la profundidad de la Tierra.

Se han encontrado tubos de kimberlita en los bordes de muchas raíces cratónicas, por ejemplo en Canadá, Siberia, Australia y Sudáfrica.

"Es evidencia circunstancial, pero hemos reconstruido todo", dice Faul.