Manchester United no se olvida de Gareth Bale

Bale podría heredar los galones que dejaría el portugués si se marcha del club. EFE

Bale podría heredar los galones que dejaría el portugués si se marcha del club. EFE

Gareth Bale salió desde el banquillo en la segunda parte y ayudó al Real Madrid a levantar su decimotercera Copa de Europa con dos goles, uno de ellos de chilena. Ambos confían que el galés puede ser la pieza clave para dar un salto de calidad al equipo y para pelear otra vez los primeros lugares de la Premier League.

Ahora, con unos cuantos días de separación y viendo todo en perspectiva, el galés ha preparado una reunión con algunos aficionados en su bar de Cardiff el Elevens Bar&Grill, donde ha compartido sus sentimientos con respecto al encuentro ante el Liverpool. "Pero sabía que era capaz de ser importante en el partido y así fue", ha señalado Gareth Bale, que además ha añadido: "Me fui de vacaciones después e intenté desconectar". "Fue pura emoción, es una de esas cosas en las que no piensas, simplemente reaccionas", explicó el máximo goleador de la historia de la selección galesa. "Siempre quise meter un gol de chilena, marcarlo en esa ocasión. era el lugar para hacerlo".

"Estaba frustrado, ya lo he dicho antes, por no ser titular. Si no lo intentas nunca sale".

La mayor duda que genera sigue siendo su continuidad y sus lesiones: en cinco temporadas sólo ha podido jugar 14.047 minutos de los 26.340 posibles, el 53,3%.

Una vez eliminada Portugal, Cristiano Ronaldo aceleró su fichaje por la Juventus, cerrando su laureada etapa como leyenda blanca nueve años después de su trascendental desembarco procedente de un Manchester United que ha vuelto a escena.