"Hay que tener cuidado con herir susceptibilidades, aunque sean chistes" — Peña

Macri pone a prueba su método de evitar pactos

Macri pone a prueba su método de evitar pactos

A eso se sumó el cruce mediático con Carrió, que "en broma" había asegurado que controlaba a los radicales y más "en serio" señaló la cercanía de Cornejo con el kirchnerismo, la UCR se siente desplazada. Repasaron los términos del ajuste fiscal y comenzaron a definir el grado de recorte para cumplir con reducción del déficit a 1,3% del PBI el año próximo, la meta a la que se comprometió el Gobierno en el acuerdo con el FMI.

Macri apeló a la misma estrategia de contención que en cada crisis con los radicales. La diputada nacional de Unión por Córdoba, Alejandra Vigo, respondió con dureza: "Vino a chantajear a los cordobeses", dijo. "Yo defiendo la república y la reelección del presidente Macri", proclamó la líder de la Coalición Cívica. "No un proyecto personal ni un liderazgo mesiánico", respondió el radicalismo en el texto en el que, además, señalaron que "los argentinos necesitan seriedad, no un stand up permanente".

El gobierno se encuentra en una disyuntiva ya que sabe que si recorta el "gasto social", que representa más del 60% del presupuesto nacional y que se verá incrementado por la suba inflacionaria, puede tener graves e inmediatas consecuencias políticas. Por lo menos acá se deja 10% de propina.

La pelea generó ruido en la Casa Rosada y Macri está decidido a ponerle fin en un momento complicado para la gestión.

Cornejo, Valdés y Morales se sentarán a la mesa junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña -habló por teléfono con "Lilita" en estas horas para calmar los ánimos-, Frigerio, Emilio Monzó, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, el denominado "grupo de los 8". Casi a las 21 ya partían todos hacia Olivos, a la cena convocada por el Presidente.

Los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Interior, Rogelio Frigerio, ayer en la quinta de Olivos con los ministros de Economía de la Ciudad y de la provincias de Buenos Aires, Corrientes, Mendoza y Jujuy. "Eso puede llegar a hacer mucho mal" dijo y afirmó que las palabras de Carrió no sólo afectan a Cambiemos sino también al sostenimiento del gobierno nacional. "Fue peyorativa con el partido que presido". La consigna general del presidente se centró en bajar la tensión luego de los entredichos con Carrió y consensuar acuerdos con la oposición.

También insistirán para que el radicalismo participe de una manera más activa de la toma de decisiones del Gobierno.

Noticias recomendada